Los mejores mercadillos de Navidad de Europa

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, llegan los tradicionales mercadillos de Adviento. Son muchas las ciudades europeas que desde principios de diciembre hasta pasadas las fiestas inundan sus calles o plazas más populares con luces, adornos, dulces típicos y los mejores villancicos. ¡El espíritu navideño y la alegría son los reyes de la ciudad!

Estos mercados navideños son el lugar perfecto para disfrutar en familia de años de tradición, de comida deliciosa y del mejor ambiente navideño. ¿Hay mejor manera de conocer Europa que a través de sus costumbres navideñas? Como queremos que descubras estos lugares tan encantadores, te traemos una selección de los mejores mercadillos navideños de Europa. ¡Es una experiencia increíble!

 

Mercado de Navidad Viena

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Sabías que este mercadillo navideño de Viena tiene más de siete siglos de antigüedad? ¡Es uno de los que cuenta con más tradición en Europa! La plaza del Ayuntamiento se ve abarrotada de casetas de madera en las que se vende desde artesanía local hasta objetos típicos navideños para decorar. Los vieneses se lo toman muy en serio, lo viven y se esfuerzan mucho, por eso el resultado es increíble: una decoración fantástica y un gran espíritu navideño.

 

Mercado de Navidad Copenhague

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mercadillo navideño de  tiene Copenhague el escenario ideal: los jardines del Tívoli. Año tras año estos jardines se visten de Navidad desde mediados de noviembre. Sus atracciones, sus espacios verdes y su tranquilidad (ya que está alejado del ajetreo de los coches) junto a las casetas, las luces, los adornos y la alegría que inunda las calles, hacen que el lugar sea mágico. Olvídate de que en Copenhague hace frío, te aseguramos que la Navidad es más caliente de lo que crees y más si visitas este mercadillo bebiendote el tradicional gløgg & æbleskiver, una bebida caliente a base de vino.

 

Mercado de Navidad Stuttgar

Weihnachtsmarkt in Stuttgart, Schillerplatz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Alemania hay una gran tradición por los mercadillos navideños en casi todas sus ciudades, pero Stuttgart sobresale. Este mercadillo es el más grande y el mejor de la zona sur de Alemania. ¡En menos de un mes recibe entre 3 y 4 millones de visitantes! Pero ahí no acaba la cosa y es que el ayuntamiento de la ciudad recibe más de mil solicitudes para instalar una caseta en el centro. Difícil tarea porque las elegidas están entre 250 y 300. ¡Imagina cuánto hay por ver!

 

Mercado de Navidad Estrasburgo

En Estrasburgo se encuentra el mercado navideño más antiguo de Francia. Estamos hablando del famoso “Christkindelsmarik”, que tiene lugar desde 1570 en la plaza Broglie. Las semanas previas a la Navidad se viven de una manera especial. La ciudad se llena de luces y de un delicioso olor a vino dulce y pasteles. Aprovecha para hacer compras a la vez que pruebas la confitería local. ¡Aquí hay magia!

 

Mercado de Navidad Praga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Praga es de esas ciudades que parecen sacadas de un cuento de hadas y en navidad ¡aún más! El mercado navideño de este lugar es el más grande y el más bonito de toda la República Checa. Varias son las plazas y calles que se visten de Navidad con luces, casetas de madera y ese espíritu navideño tan característico. Si ya de por sí, Praga es una de las ciudades más visitadas de Europa, en Navidad lo es aún más.

 

Mercado de Navidad Tallin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mercadillo navideño de Tallin inunda de luces, casetas de madera, villancicos y un agradable aroma las calles y el centro del barrio antiguo de la ciudad. En la plaza del ayuntamiento podrás encontrar unos 50 puestos rodeando al enorme abeto iluminado. ¡Navidad en estado puro! Te aseguramos que el frío de este lugar no te impedirá disfrutar de estas tradiciones. Los estonios se lo saben muy bien, hay que pasear con una bebida de vino caliente en una mano y alguna delicia gastronómica en la otra.

 

 

Mercado de Navidad Madrid

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te encuentras en diciembre por la capital española, no dudes en acercarte a la Plaza Mayor y descubrir las casetas de madera repletas de artículos para adornar los pesebres, productos artesanales o decoración típica navideña. ¡Se pueden visitar más de 100 casetas! Aquí no encontrarás los famosos vinos calientes característicos de otras ciudades europeas ni la gastronomía más típica, pero sus luces, su ambiente y su exposición de belenes hacen que este mercadillo esté a la altura de los grandes de Europa.

 

Mercado de Navidad Estocolmo

 

 

En Estocolmo podrás encontrar varios mercadillos navideños, pero todas las calles te guiarán al mejor de la ciudad: el de la plaza de Skansen. Es más que un mercado de Navidad, ¡es un museo al aire libre! No solo podrás disfrutar de las típicas casetas con adornos navideños, sino de los artesanos suecos en acción. Y no solo de eso, sino que te muevas por donde te muevas, un agradable aroma a castañas asadas te acompañará. ¡Caerás en la tentación!

 

Sabemos que las fiestas de navidad son para pasar con la familia, pero una escapada a uno de estos 10 lugares mágicos durante diciembre puede ser un plan perfecto.