Puerto Rico, la isla estrella

Por: Jesús Buitrago

Dicen que Puerto Rico fue la isla que más impresionó a Cristóbal Colón al descubrir el nuevo mundo. Hoy muestra una sorprendente mezcla de raíces africanas, españolas y autóctonas (con la tribu de los tainos), pero la isla también está marcada por la cultura norteamericana. Una original combinación que quizás te cautivará al igual que al ilustre explorador de hace cinco siglos.

Algunos la apodan la isla estrella, otros desearían que fuera la número 51 de las que luce la bandera de Estados Unidos. Pero no, desde que dejó de ser colonia española Puerto Rico es un estado libre asociado de la primera potencia mundial.

Entre sus habitantes cuesta encontrar semejanzas con sus compatriotas continentales porque los puertorriqueños, los boricuas, están hechos de otra pasta: la insularidad imprime carácter. Aunque el inglés es idioma cooficial, el español es de largo la lengua más hablada, efecto colateral de sus cuatro siglos de relación con nuestro país.

Puerto Rico es un destino turístico que te sorprenderá por su rica historia, sus hermosas playas, su prolífica naturaleza y una deliciosa gastronomía acompañada de su popular ron.

 

¿QUÉ VER?

Lo primero que pensamos antes de planificar este viaje a Puerto Rico es qué vamos a ver, y si nos dará tiempo a poder disfrutar de casi todos los atractivos del país en apenas una semana. Lo cierto es que verás un gran número de atractivos, pero si realmente quieres disfrutar de todos los rincones de este increíble país necesitarás al menos 10 días.

 

EL YUNQUE

No hay otro lugar como este en Puerto Rico. Debajo de sus árboles encontrarás un ecosistema único que durante siglos ha encantado a sus visitantes. Razones hay de sobra por las que está entre las 28 mejores nuevas maravillas naturales del mundo.

La Mina es el camino más frecuentado. Se encuentra un poco fuera de la ruta 191, es una caminata relativamente fácil y conduce a uno de los santuarios más queridos del bosque: la cascada de La Mina. Probablemente te vas a querer tirar al agua, así que llévate una muda de ropa.

Existen 225 especies de árboles y hay por lo menos 16 especies de anfibios, 20 de reptiles, 11 especies de mamíferos nativos, 5 especies de mamíferos exóticos, y una combinación de aproximadamente 80 especies de aves migratorias endémicas y nativas.

 

VIEJO SAN JUAN

La primera vez que caminas sobre las calles adoquinadas del viejo San Juan, te sientes como si salieras de una máquina del tiempo. Esta ciudad amurallada todavía conserva su fascinante arquitectura colonial, desde imponentes fortificaciones hasta edificios coloridos, estructuras de las cuales muchas han sido declaradas Patrimonios Mundiales por la Unesco.

Destacan las construcciones defensivas que se hicieron en el Viejo San Juan hace varios siglos. Si el castillo de San Felipe servía para proteger a la ciudad de los posibles ataques marinos, el fuerte de San Cristóbal, levantado en el siglo XVII, tenía como misión evitar los ataques terrestres.

 

CAYO ICACOS Y PALOMINITO

Navega por las aguas cristalinas del Caribe a bordo de un catamarán. Siéntate y disfruta de vistas de ensueño y prepárate para una maravillosa experiencia de ocio de varias horas haciendo snorkel, nadando en Icacos y Palominito, seguido por una comida buffet y barra libre.

El catamarán inicia su navegación desde el Puerto del Rey Marina, el más grande y mejor conservado del Caribe, durante 45 minutos hasta echar el ancla en dos de sus islas desiertas más pequeñas de la costa noreste de Puerto Rico.

Una vez llegues tanto a Icacos como a Palominito, te adentrarás en sus aguas de color turquesa y disfrutaras también de un paseo único por su fina arena y deambulando de la forma más apacible.

 

TORO VERDE

Toro Verde es el parque de aventuras más grande en el Caribe. Podrás disfrutar de hermosos paisajes que te dejarán sin aliento. Nosotros nos acercamos hasta aquí para participar en la tirolina más larga del universo, conocida como “El Monstruo”, con un cable de 2,5km.

Una experiencia única en el mundo, que inicia en el momento que te colocan tu equipo de vuelo y pones un pie en el puente colgante de 47 metros de largo con una altura de 10 metros, que te llevará a la torre de lanzamiento y finalmente te encontrarás cara a cara con la atracción más escalofriante de Puerto Rico, donde alcanzarás una velocidad de hasta 150 km/hora.

 

CAVERNAS DEL RIO CAMUY Y CUEVA VENTANA

Las cuevas del Río Camuy constituye uno de los mayores sistemas de cuevas en el mundo y el más grande en el hemisferio occidental. Sus cavernas son parte de una extensa red de cuevas naturales de piedra caliza y cursos de agua subterráneos excavadas por el tercer río subterráneo más grande del mundo, el río Camuy.

El sistema de cuevas fue descubierto en 1958 y fue documentado por primera vez en 1973, pero hay evidencia arqueológica de que estas cuevas fueron exploradas por los indios taínos, los primeros habitantes de Puerto Rico cientos de años atrás.

Por su parte, Cueva Ventana es una gran cueva situada en una montaña de piedra caliza en la zona de Arecibo, con vistas al valle del Río Grande. Solamente es accesible desde un sendero que comienza junto a una gasolinera situado a lo largo de la carretera PR-10 en el kilómetro 75. Tanto la cueva como las tierras aledañas son de propiedad privada. Esta cueva es una atracción turística popular para los puertorriqueños y turistas que visitan fuera de Puerto Rico.

 

CASCADA GOZALANDIA

Esta hermosa cascada ubicada en el corazón del Rio Guatemala es sin duda la más impresionante de todo Puerto Rico. De cristalinas aguas y hermosa flora. Una vez bajes una larga escalera de madera y piedra llegaras a Gozalandia.

La entrada al lugar es gratis, pero el parking cuesta 5 dólares. Para esta excursión te recomendamos utilizar ropa deportiva y cómoda. Llevar deportivas es casi obligatorio pues el camino está lleno de piedras, tierra y fango. La caminata a la cascada principal es corta, entre 5 y 10 minutos.

 

SURF EN RINCÓN

Los primeros surfistas llegaron a Puerto Rico en la década de los 60. Tan pronto se montaron en esa primera ola, se quedaron. Por playas como las de Rincón, situado al oeste de la isla, es que Puerto Rico es seleccionado entre los mejores del mundo para servir como anfitrión de los campeonatos de surf más importantes.

Tanto los vientos alisios que soplan por las costas puertorriqueñas como el clima espectacular que caracteriza a la isla hacen de Puerto Rico uno de los destinos de surf más importantes del mundo. Es por ello que es conocido como “el Hawaii del Atlántico”.

 

VIEQUES Y LA BAHÍA BIOLUMINISCENTE

A unos de 10 km de la costa este de Puerto Rico se encuentra Vieques, una isla rústica de exuberantes manglares y bosques verdes, playas idílicas y una maravilla acuática que brillan en la oscuridad.

Vieques se conoce en Puerto Rico como la “isla nena”, y es amada por los locales y turistas. Es un verdadero destino para relajarse, reducir la velocidad al tiempo de la isla, ir de playa en playa, nadar y bucear por la vida. La joya de la isla es la Bahía Mosquito, reconocida como la bahía bioluminiscente más brillante del mundo según el Libro Guinness.

Una visita a este mágico ecosistema es una experiencia inolvidable, ya que los visitantes pueden verlo en kayak o tomar un barco hacia la bahía para ver el agua que brilla verde neón en la oscuridad. Recomendamos hacerlo con la compañía Taino Aqua Adventures, pues cuentan con muchísima experiencia en este sector y nos brindaron en todo momento un trato muy cercano y amable.

Los estudios demuestran que esta bahía de Vieques contiene un máximo de 720.000 organismos bioluminiscentes por galón de agua. Esta concentración es tan grande que de ser agitada suficientemente, la luz emitida es suficiente como para leer un libro en la oscuridad de la noche. Si usted sumerge sus manos en el agua, parecería como pequeñas joyas brillantes.

Por último, para practicar algo de snorkel, paddle boarding o kayak fishing, recomendamos contratar una compañía sería y especializada.