El tenor Javier Camarena, por primera vez, canta Zarzuela

Por José Belló Aliaga

El teatro de la Zarzuela presenta el concierto de Javier Camarena con el que prosigue su ciclo de Conciertos 2017/2018, y que será un hito absoluto y difícilmente repetible, ya que el tenor mexicano, sensación mundial de la lírica desde hace unos años, ofrecerá por vez primera en su carrera un concierto íntegramente dedicado a la zarzuela.

En la rueda de prensa participaron Javier Camarena, el director musical del concierto Iván López-Reynoso y el director del Teatro, Daniel Bianco.

En tan especial ocasión el famoso y acreditado tenor estará acompañado por la ORCAM, orquesta titular del Teatro, dirigida por el también mexicano Iván López-Reynoso, con composiciones de Chapí, Moreno Torroba, Vives, Giménez, Guerrero, Serrano, Soutullo, Vert, Barrera, Calleja, Luna y Sorozábal.

 

JAVIER CAMARENA
Camarena volverá a regalar al público su fascinante agilidad vocal, la belleza deslumbrante de su canto, su intachable fraseo, los dones y el talento con los que recorre el mundo entre vítores desaforados y entusiasmadas, extensas y unánimes ovaciones. No en vano es, junto a Luciano Pavarotti y Juan Diego Flórez, uno de los tres únicos cantantes a quienes el público de la Metropolitan Opera House de Nueva York ha hecho repetir un aria en 70 años.

Ahora, esa voz admirable y sutil recorrerá algunas de las páginas más celebradas de nuestro género lírico por excelencia. Romanzas de ‘Luisa Fernanda’, ‘Doña Francisquita’, ‘Los gavilanes’, ‘El trust de los tenorios’, ‘Emigrantes’, ‘El último romántico’ o ‘La tabernera del puerto’, Federico Moreno Torroba, Amadeo Vives, Jacinto Guerrero, José Serrano, Tomás Barrera y Rafael Calleja, Reveriano Soutullo y Juan Vert, Pablo Sorozábal, Gerónimo Giménez, Pablo Luna y, cómo no, Ruperto Chapí, cuyos preludios de ‘La revoltosa’ o de ‘El tambor de granaderos’ darán buena cuenta de la maestría musical y el sólido temperamento de López-Reynoso, quien con solo 23 años fue elegido por Alberto Zedda como el maestro más joven de la Accademia Rossiniana de Pesaro, y que, además de pianista y violinista, también goza de ser un virtuoso contratenor.

En el Teatro de la Zarzuela, la magia está servida.