El Thyssen cierra su 25 aniversario con ‘Lección de Arte’

OCUPARÁ DISTINTOS LUGARES DEL MUSEO

El Museo Thyssen – Bornemisza cierra el programa expositivo de su 25 aniversario con ‘Lección de Arte’, una muestra que invita al público a reflexionar sobre el papel educativo de los museos en nuestra sociedad en un proyecto comisariado por el Área de Educación, según ha informado el museo.

‘Lección de Arte’ estará formada por diversas propuestas y actuaciones que se sucederán durante el tiempo que será expuesta al público y ocupará distintos lugares del museo. De esta forma, el proyecto está concebido como un ente orgánico que se irá completando progresivamente a lo largo del tiempo de su exposición.

Con ello, la muestra busca cuestionar el modelo tradicional de las exposiciones basado en un desarrollo histórico lineal y propone otras formas de leer los objetos del pasado desde la contemporaneidad. ‘Lección de Arte’ habla así de la relación del arte con los diferentes públicos y de las estrategias educativas que pretenden conectarlos, al tiempo que trabaja en torno a la gestión y a la generación del conocimiento, proponiendo una reflexión sobre quién lo genera y dónde, para qué se crea, quién y cómo lo recibe; cómo se transmite, o quién dota de autoridad a ese conocimiento.

La exposición incluirá obras de artistas contemporáneos como Antoni Muntadas, Cinthia Marcelle, Dennis Adams, Eva Kot`átková, Dora Garcia, Pavel Kogan, Erwin Wurm o Rineke Djikstra, que serán expuestas en las salas Moneo, en la planta -1 del museo y en las que se cuestionan temas como dónde reside el conocimiento o sobre el museo como experiencia personal y se busca la transformación del papel del espectador y su lugar dentro del museo.

Además, una segunda parte extenderá la exposición hacia las salas de la colección permanente con una serie de instalaciones de artistas como Kota Ezawa, Antoni Muntadas, Herz Frank, Mateo Maté, Oriol Vilanova, Olafur Eliasson o Rafael Lozano Hemmer, con el objetivo de establecer diálogos entre pasado y presente que refuercen conceptos incluidos en las obras del museo y que buscan transformar la experiencia del espectador, colocándolo en situaciones distintas a las habituales.

Por otro lado y según ha informado el museo, por primera vez, la institución se abrirá como “espacio para la creación” con la convocatoria de dos becas de residencia, en colaboración con la Casa de Velázquez, la Fundación Banco de Santander y CNP Partners, que permitirán que los creadores trabajen junto al equipo de educación, tanto durante el proceso de preparación como durante la propia exposición. El objetivo de estas becas es tender lazos entre la producción cultural más contemporánea y el museo, así como entre sus obras y la labor de los educadores.