Arranca la campaña contra la gripe en Madrid

La Comunidad de Madrid presenta la campaña de vacunación de la gripe que arrancará el próximo lunes, día 25 de octubre, con una previsión de 1,6 millones de dosis, 300.000 más que el pasado año. En concreto, el Gobierno regional ha adquirido de cara a esta campaña un total de 1.630.000 dosis de vacuna antigripal, con una inversión de 12.027.600 euros, lo que implica 330.000 más.

La anterior campaña de vacunación contra la gripe se cerró con un total de 1.523.712 administradas, lo que supuso un récord máximo. En esta ocasión, la Dirección General de Salud Pública se ha marcado el objetivo alcanzar el 75% de cobertura de vacunación en las personas de 65 años y más años de edad y en los profesionales sanitarios, así como lograr el 60% en las embarazadas.

La campaña se dirige de manera gratuita a las personas a partir de 60 años, enfermos crónicos (diabetes, obesidad, hipertensión, enfermedad oncológica, inmunodeprimidos), embarazadas en cualquier trimestre de la gestación, personal sanitario y socio-sanitario, cuidadores de pacientes vulnerables, así como personal de los servicios esenciales como bomberos o policías.

En 2020, la incidencia de la gripe en España fue prácticamente nula por la prevalencia del Covid-19, que desterró totalmente al virus de la gripe, no solo en España, sino en todo el mundo, en parte también por el uso mayoritario de la mascarilla.

En este sentido, el consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero, indicó que la previsión para este año, basada en el comportamiento que ha tenido en el hemisferio sur y tomando como ejemplo Australia, indica que no es tan baja como el año pasado pero que tampoco es como hace dos años, lo cual es “una buena noticia”.

“Es verdad que en Estados Unidos sí que está detectándose que empieza a tener una alta incidencia pero también es verdad que el uso de la mascarilla en Estados Unidos no es el que existe en España”, explicó. “La mascarilla es el factor que va a determinar cómo se va a propagar la gripe. Tenemos que estar preparados con esa prevención con la vacunación”, añadió.

 

TERCERA DOSIS DE COVID-19

En esta ocasión, además, la región afronta el arranque de la campaña antigripal con la tercera dosis de la vacunación contra el Covid-19, tal como establece el acuerdo de obligado cumplimiento alcanzado en la Comisión de Salud Pública, en la que están representadas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, ante el que el Gobierno regional se mostró en contra.

Así, se acordó administrar una tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer o Moderna a los mayores de 70 años a partir del 25 de octubre, y siempre que hayan pasado seis meses desde la última dosis, y a los que les seguirá el grupo de 65 años.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso alegó entonces la falta de aval científico para justificar su oposición a esta medida aunque, en cualquier caso, desde la Consejería de Sanidad se ha reiterado que se estudiará la administración conjunta con las dosis contra el Covid-19 aunque priorizando en todo caso la gripe.

“En situaciones que se pueda administrar las dos vacunas, lo haremos, pero primordialmente vamos a priorizar en la vacunación de la gripe que es lo que nosotros buscamos”, recalcó el consejero recientemente.

 

RED DE CENTROS

Con carácter general, la campaña se desarrolla en los centros de Atención Primaria (centros de salud y consultorios), hospitales del SERMAS, el Centro de Vacunación de la Comunidad de Madrid, los centros municipales del Ayuntamiento de Madrid, hospitales y centros médicos privados acreditados, y en otras instituciones como residencias de mayores, instituciones penitenciarias, etc.

Igualmente, en otras campañas se ha contratado unidades móviles de la Cruz Roja para vacunar principalmente a mayores en las zonas rurales con dispersión geográfica, como la sierra madrileña o en núcleos alejados de los recursos sanitarios.

La gripe estacional es una enfermedad muy contagiosa originada por los virus de la gripe, que ocasiona en los humanos una infección respiratoria aguda que puede evolucionar desde una infección leve hasta una enfermedad grave y en ocasiones mortal.

Se transmite con facilidad de una persona a otra a través de diminutas gotitas y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos. El objetivo de la campaña es reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por ello va dirigida fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe por razón de edad u otras condiciones y a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones.

Tanto la infección de Covid-19 como la gripe pueden cursar clínicamente desde la ausencia de síntomas (casos asintomáticos) a graves. Los más comunes de ambas enfermedades incluyen: fiebre, tos, dificultad para respirar, fatiga, dolor de garganta, dolor muscular, de cabeza, diarrea. Sin embargo, la pérdida del olfato o del gusto son característicos del coronavirus.