‘Así habló Zaratustra’ llega a Matadero

En forma de lectura crítica con Circo Interior Bruto

En 1999, doce artistas se reunieron bajo el nombre ‘Circo Interior Bruto’ (CIB) en un espacio autogestionado de Lavapiés para dedicarse a la investigación creativa multidireccional, independiente y autónoma dentro del ámbito de la performance, el teatro experimental, la polipoesía, el happening y el arte de acción.

Eran Jesús Acevedo, Belén Cueto, Marta de Gonzalo, Rafael Lamata, Luis Naranjo, Eduardo Navarro, Kamen Nedev, Publio Pérez Prieto, Teresa del Pozo, Rafael Suárez, Jaime Vallaure, François Wimberg y arrancaron con un proyecto titulado. La Creación del Mundo en once Funciones, que debería desarrollarse a lo largo de un año.

El colectivo tenía una estructura horizontal y sin roles fijos asignados. Desarrolló múltiples actividades tanto en su propio espacio como fuera de él y presentaron sus inclasificables propuestas en Escena Contemporánea, CCCB de Barcelona o La Casa Encendida.

Estuvieron en activo hasta 2005, año en que decidieron seguir cada uno su camino (aunque Rafael Lamata y Jaime Vallaure ya habían fundado Los Torreznos en el año 2000). “El CIB fue un lugar de disidencia personal, creativa y política, una red de afectos que existió en torno a una ficción sostenida por la pura voluntad de hacer y experimentar, de reinventarnos como seres sociales y de cambiar nuestra relación con el mundo”, ha indicado Belén Cueto, miembro de CIB.

En 2018 se reunieron para crear una pieza performativa a partir del texto clásico de Esquilo Prometeo encadenado y mostrarla en Teatro Pradillo. Pero este año 2019 se cumplen 20 años de la primera vez que el colectivo hizo una creación y se han juntado de nuevo para proponer una pieza escénica basada en la lectura crítica de Así hablo Zaratustra, de Friedrich Nietzsche.