Capadocia, extraña belleza natural

En la región histórica de Anatolia Central, en Turquía, se encuentra Capadocia (en turco: Kapadokya), que abarca partes de las provincias de Kayseri, Aksaray, Niğde y Nevşehir.

Capadocia se caracteriza por tener una formación geológica única en el mundo y por su patrimonio histórico y cultural. En el año 1985 fue incluida por la Unesco en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Los volcanes de Anatolia Central son los culpables de las extrañas formaciones de la región. Después, la erosión siguió su curso hasta que, en el periodo ‘terciario’, se formó la Cadena Tauros en Anatolia Meridional. Esto provocó grietas, depresiones y plegamientos en Capadocia. Tras numerosas erupciones, se formó la cordillera de Anatolia Central. La lava se extendió cubriendo las depresiones y formando la meseta. La lluvia, el viento y los ríos, hicieron el resto.

Las inmensas rocas, formadas por las erupciones volcánicas, han ido cambiando con el paso del tiempo, por la erosión y por la mano del hombre que ha ido tallando cada una de ellas según sus necesidades. Pero este testimonio histórico va perdiéndose a costa de la erosión de la naturaleza que sigue su curso, formando nuevas construcciones. Entre las increíbles formaciones de Capadocia, hay iglesias rupestres, ciudades subterráneas y restos de pueblos prehistóricos.

LAS CHIMENEAS DE LAS HADAS

Con en este nombre de cuento se conoce a una de las formaciones endémicas de Capadocia. Las más altas e impresionantes están entre el río Kızılırmak, el río Damsa, el Nevşehir y las montañas de Orlu y Kerlim.

Las ‘Chimeneas de las Hadas’ se componen de tobas en la parte inferior y de basalto y andesita en la superior. Se formaron hace millones de años, quedando con una forma cónica que acaba en una especie de ‘sombrero’. Algunas de ellas pueden llegar a tener unos cuarenta metros de altura. Las chimeneas siguen apareciendo y desapareciendo pues al perder el sombrero que las protege, las viejas chimeneas comienzan a deshacerse.

GÖREME
Conocido como Maçan en la antigüedad, sufrió continuos ataques de otros pueblos de la región, debido a la falta de protección natural. La mayoría de las iglesias son de época posterior a las invasiones árabes, en torno a los siglos X y XI. La Durmuş Kadir, construida entre el siglo VI y el VII, es una de las mejores conservadas. La evolución de la arquitectura puede apreciarse entre estas y las más tardías, realizadas en la ‘edad de oro’ del arte bizantino, el siglo XI.

Göreme es mucho más que las iglesias rupestres, la mágica combinación de naturaleza y edificaciones, hacen de esta ciudad una de las más pintorescas de Turquía. Todavía parte de la población vive en las casas rupestres.

ÜRGÜP
Conocida como Başhisar en época de los selyúcidas, esta ciudad fue conocida también como ‘Assiana’. Situada en medio de las extrañas formaciones de Capadocia, dispone de una fortaleza y de casas rupestres, construidas a base de piedra y primorosamente ornamentadas. La fortaleza de Kadı Kalesi, la Mezquita de Karamanoğulları, el Mausoleo de Altıkapı y la Biblioteca de Tahsinağa, completan el conjunto.

CIUDADES SUBTERRÁNEAS
Entre los siglos VII y XII, debido a su situación geográfica, entre Oriente y Occidente, esta región sufrió numerosas invasiones de pueblos extranjeros. Los pueblos de Capadocia, construyeron auténticas ciudades subterráneas para guarecerse de los ataques árabes y de otros pueblos.

Las más importantes son Kaymaklı y Derinkuyu, aunque hay más de diez de ellas. Derinkuyu tiene más de 1.200 patios divididos en trece plantas subterráneas en las que podían refugiarse hasta diez mil personas. Estas fortalezas se cerraban con unas puertas de piedra excavadas en la misma roca parecidas a la de los molinos, un excelente sistema de defensa. En las chimeneas de ventilación se podía respirar sin ningún problema hasta en las últimas plantas de las ciudades.

ZELVE, MUSEO AL AIRE LIBRE
En el valle de Zelve se encuentra uno de los mejores ejemplos de ciudades trogloditas. El museo ocupa tres valles donde se han excavado cientos de viviendas, iglesias y túneles que protegían del frío del invierno y del calor del verano a sus habitantes. Sus iglesias están decoradas durante la época iconoclasta en su mayoría. Estas viviendas debieron estar habitadas hasta época relativamente reciente pues hay una mezquita hecha a base de piedra y cemento.

Hay tantos lugares espectaculares para visitar en Capadocia, que se puede pasar la vida entera aquí y no terminar de explorar las maravillas de la región.


01-CIMG4180 02-20151126_124408 03-20151126_121541 04-20151126_121213 05-151126_123945 06-20151126_122159 07-20151127_080030 08-20151127_064243