Dinamarca suspende la vacunación con AstraZeneca tras detectar casos graves de trombos

Dinamarca ha decidido suspender, durante 14 días, la vacunación con la vacuna desarrollada por la compañía AstraZeneca contra el coronavirus, tras detectar casos graves de trombos en personas a las que se les había administrado.

Y es que en el país se ha registrado una muerte, si bien la autoridad sanitaria danesa ha avisado de que “no es seguro” que haya una relación entre la vacuna de la empresa británico-sueca y la formación de coágulos sanguíneos.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha iniciado una investigación sobre la vacuna, al igual que la Agencia Danesa del Medicamento. De hecho, la EMA ha informado de que cinco países han suspendido el uso de un lote de la vacuna de AstraZeneca.

“Estamos en medio del mayor y más importante despliegue de vacunación en la historia de Dinamarca, y necesitamos todas las vacunas que podamos conseguir. Por lo tanto, suspender una de las vacunas no es una decisión fácil”, ha dicho el jefe de la Autoridad Sanitaria danesa, Soren Brostrom.

Y es que, la suspensión podría provocar un retraso de cuatro semanas en el programa de vacunación danés. Dinamarca también utiliza otras dos vacunas: una desarrollada por la empresa Pfizer/BioNTech y otra desarrollada por Moderna. Alrededor del 9 por ciento de la población adulta danesa ha sido vacunada hasta ahora con una dosis de la vacuna. Una cuarta parte de ellos ha recibido la vacuna de AstraZeneca.

 

BRUSELAS AUTORIZA LA VACUNA DE HANSSEN, DE UNA SOLA DOSIS

Por otra parte, la Comisión Europea ha autorizado la comercialización en la UE de la vacuna desarrollada por Janssen contra la COVID-19, la cuarta que obtiene el permiso en el bloque y la primera que únicamente necesita la inyección de una sola dosis.

“La Comisión ha concedido la autorización condicional de comercialización a la vacuna de Johnson & Johnson. Ahora están disponibles cuatro vacunas para los ciudadanos de Europea y otros lugares. Seguiremos trabajando con la compañía para que las entregas sean lo más fluidas posibles”, ha anunciado en la red social Twitter la comisaria de Salud, Stella Kyriakides.

La decisión del Ejecutivo comunitario es el último paso para que la vacuna pueda ser distribuida en toda la UE y ha llegado horas después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluyese por unanimidad que los datos que existen sobre la misma son “sólidos” y “cumplen los criterios de eficacia, seguridad y calidad”.

El acuerdo cerrado en octubre del año pasado entre Bruselas y Johnson & Johnson (matriz de Janssen) prevé el reparto de 200 millones de dosis entre los Estados miembros del bloque y la posibilidad de adquirir otros 200 millones de dosis más. A España le corresponde aproximadamente un 10% del total.

Se trata de la cuarta vacuna contra la COVID-19 aprobada en la UE, después de las de Pfizer y BioNTech (de la que se han comprado 500 millones de dosis), Moderna (310 millones de dosis) y AstraZeneca (300 millones de dosis). También ha cerrado contratos con CureVac y Sanofi y sigue negociando con Novavax y Valneva, pero ninguna de estas cuatro ha sido autorizada hasta la fecha.