Drones y policía municipal controlarán los cementerios

El Ayuntamiento de Madrid ha diseñado un dispositivo para el Puente de Todos los Santos debido a la pandemia según el cual hay un aforo restringido tanto en los cementerios como en las entradas a los mismos, que serán controlados tanto por 250 agentes de la Policía Municipal como por los drones del Cuerpo.

Así lo ha dado a conocer este miércoles el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, quien ha recordado que “en primer lugar se exigirá la adopción de todas las medidas de seguridad por las autoridades sanitarias, como mascarilla y distancia”.

Además, han recordado que el Puente festivo dura tres días por lo que ha solicitado a los madrileños que espacien las visitas “a lo largo de estos días”. “Comunico que habrá limitación de aforo tanto en el interior como en las colas que se pueden formar en el exterior; no podemos permitir que haya aglomeraciones tanto dentro como fuera”, ha expresado a continuación.

Los camposantos contarán con carpas de Madrid Salud informado sobre la Covid-19 y respondiendo posibles dudas. Se trata así de un dispositivo un 20 por ciento superior al del año pasado “y se verá reforzado por los drones que vigilarán que no haya aglomeraciones”.

“Somos conscientes de que visitar a seres queridos es una referencia desde el punto de vista personal. Se les lleva en la memoria. Lo más importante es llevarlos en el corazón y la memoria”, ha manifestado el regidor.

El aforo de los cementerios en esta festividad estará limitado a la mitad con motivo de la pandemia, según el decreto de la Comunidad de Madrid. La Policía Municipal de Madrid, por lo tanto, podrá llevar a cabo controles de entrada si la afluencia fuera excesiva.

El operativo policial para hacer cumplir todo ello será de entre 275 y 300 policías municipales cada día, lo que significa un aumento de algo más del 20 por ciento con respecto al operativo del año anterior.

Además de la organización de la entrada y la salida en los cementerios y del cumplimiento de las normas sanitarias de prevención, la Policía Municipal se encargará especialmente de vigilar la venta ambulante no autorizada de flores en las inmediaciones de los cementerios, tanto en los puestos irregulares situados en la calle como en los situados en el interior de vehículos.

Los días 31 de octubre y 1 y 2 de noviembre, además, la Unidad de Apoyo a la Seguridad (UAS) de la Policía Municipal desplegará efectivos tanto en el cementerio de La Almudena como en Carabanchel en previsión de posibles alteraciones de la normal convivencia. Además, la Sección de Apoyo Aéreo operará con drones para el control de ambos cementerios y la supervisión aérea del número de personas. La empresa funeraria municipal, asimismo, reforzará la seguridad privada en La Almudena y Carabanchel con una decena de efectivos y también en el resto de cementerios municipales (Fuencarral, Vallecas, El Pardo, Canillas).

 

EL CEMENTERIO DE LA ALMUDENA

Todas las entradas a La Almudena permanecerán abiertas, salvo la del crematorio, reservada para los servicios del día y las comitivas fúnebres. Se regulará el tránsito de entrada y salida.

Así, en el acceso principal habrá doble vial de entrada y salida tanto para vehículos como para personas. Lo mismo ocurrirá con la entrada del Pórtico de O’Donell. Sin embargo, el acceso situado frente al cementerio civil será exclusivamente de salida para los vehículos, no de entrada. En función de la situación, el acceso, tránsito de vehículos y flujo de personas podrían modificarse por la Policía Municipal. En todas las entradas, además, habrá carteles explicativos y de las medidas sanitarias de seguridad y protección individual.

La empresa funeraria municipal, además, iluminará durante el fin de semana el pórtico de La Almudena y el Tanatorio de la M-30 como homenaje a los fallecidos este año.

 

CEMENTERIO DE CARABANCHEL

En este caso habrá entrada y salida diferenciada para los vehículos. Así, el acceso será por la puerta principal y la salida por la avenida del Halconero del Rey.

Igualmente, en función de la situación, el acceso de visitantes, el tránsito de vehículos y el flujo de personas podrían modificarse por parte de la Policía Municipal. En todas las entradas habrá carteles explicativos y recordatorios de las medidas sanitarias de seguridad y protección individual.

En las zonas de acceso a los cementerios de La Almudena y de Carabanchel se instalará una carpa informativa de Madrid Salud y de SAMUR-Protección Civil (en colaboración con otros servicios municipales) para concienciar sobre la transmisión de la Covid-19, tal y como se lleva haciendo en las áreas de Madrid con mayor tasa del virus desde mediados de septiembre. Así, ya se han colocado más de 120 desde entonces.

El objetivo de estas carpas informativas es sensibilizar a la población para evitar la transmisión, mejorando el conocimiento y la adherencia a las recomendaciones frente al virus, favoreciendo estilos de vida saludable que ayuden a la prevención de la pandemia e incrementando el fortalecimiento de las comunidades para hacer frente a la situación. Para ello, los profesionales insisten en varios mensajes clave: higiene, distancia, uso de la mascarilla y cuarentena domiciliaria cuando sea preciso.

 

REFUERZO DE AUTOBUSES DE EMT

Por otro lado, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha reforzado hasta ocho líneas de autobuses para acortar los tiempos de espera y mejorar las frecuencias de paso de las rutas que transcurren por los principales cementerios.

Aunque el refuerzo ya se está realizando durante estos días (empezó el 24), se va a potenciar el día 1, con hasta 23 autobuses extra.