El Gobierno propone recortar la pensión de viudedad

Aboga por vincularla a la renta del beneficiario

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, cree que se deberían vincular las nuevas pensiones de viudedad a la renta de los beneficiarios, dado que en algunos casos las personas viudas perciben un salario muy superior al del cónyuge fallecido y “no parece razonable que se siga incrementando la renta de la persona que más recursos tiene de la familia”.

 

Así lo ha señalado en un encuentro con los medios posterior a la inauguración de la jornada ‘El futuro de las pensiones. Un reto latente para la empresa’, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), donde ha hecho hincapié en que lo razonable es que se mejoren las pensiones de muchas mujeres que al perder a su pareja se encuentran con que han perdido ‘status quo’ y calidad de vida, debido a que normalmente los hombres tienen un salario más elevado.

“Cuando un hombre (con un salario superior al de su mujer fallecida) cobra una pensión de viudedad mejora su nivel de renta, mientras que cuando la cobra una mujer (con menos salario) lo empeora en términos de renta familiar”, ha resaltado Granado durante la inauguración de la jornada, donde ha hecho hincapié en que se tiene que hacer algo para vincular la pensión a los niveles de renta del beneficiario.

Granado ha puntualizado que siempre sería una medida a aplicar para las nuevas pensiones de viudedad y que habría que hacerlo “despacio”. Respecto a las pensiones de viudedad actuales, el secretario de Estado ha afirmado que el Gobierno “lo único que va a hacer es mejorarlas”.

“Las pensiones de viudedad se generaron para mujeres que no podían trabajar”, ha recordado Granado, tras afirmar que es necesario que la sociedad española indique qué hay que hacer con esta prestación.

 

UNA PÉRDIDA DE 100.000 MILLONES EN SIETE AÑOS

Por otro lado, Granado ha asegurado que el patrimonio neto de la Seguridad Social, según la intervención general, registró una pérdida de 13.000 millones en 2017 y rondará los 32.000 millones en 2018, con lo que la pérdida de patrimonio registrada en los últimos siete años rondará los 100.000 millones.

“Hemos ido acumulando desequilibrios, porque disminuimos salarios, pero las prestaciones siguieron calculándose como se calculaban antes. Lo único que hicimos para disminuir el aumento de los gastos fue corregir la revalorización de pensiones”, ha añadido.

De cara a la próxima legislatura, Granado espera que la pensión social complementaria vaya teniendo más protagonismo, porque “la mejor solución es la previsión social complementaria y no la anticipación de la edad de jubilación”. En esta línea, ha afirmado que el que se jubile anticipadamente va a tener que cotizar más.

Asimismo, a largo y medio plazo cree que se deben tomar medidas para mejorar las pensiones mejorando los ingresos. “Aspiramos no a que el sistema entre en desequilibrio, sino a tener un equilibrio de mayor calidad, cobrando más, sin duda, pero gastando mejor”, ha remarcado.

 

ELEVAR LA COTIZACIÓN POR CONTINGENCIAS Y BAJARLA POR DESEMPLEO

En esta línea, también ha resaltado que durante esta legislatura se ha estado discutiendo, sin llegar a una acuerdo, la posibilidad de aumentar la cotización por contingencias y bajar la cotización por desempleo, para acabar con el déficit de la Seguridad Social, puesto que en la actualidad hay superávit por desempleo.

También ha abogado por impulsar una política de familia, que es necesaria, y que no sale adelante por “la retórica derecha y alergia de la izquierda”. Asimismo, ha señalado que, por la pirámide de población que tiene España, son necesarios los inmigrantes. “Debemos discutir qué inmigrantes, cómo e incluso de dónde, pero no podemos partir de la base de que hay demasiado inmigrantes”, ha resaltado criticando discursos políticos que aseguran que en el país hay demasiados inmigrantes.

“No tenemos que tener miedo a tener reformas en la Seguridad Social. Necesitamos reflexiones asumidas por todo el mundo que se puedan quedar y superar los saltos que provoque al alternancia de Gobierno, porque si somos capaces de hacerlo, la Seguridad Social española irá bien”, ha apostillado Granado, tras afirmar que hay motivos para el optimismo y “ni un motivo para el pesimismo”. “Ante los problemas de la Seguridad Social, lo adecuado es ocuparse y no preocuparse”, ha concluido.