El Museo Lázaro Galdiano viaja por las ciudades de la España del siglo XIX

A TRAVÉS DE LA FOTOGRAFÍA DE LUIS MASSON

El Museo Lázaro Galdiano acoge, hasta el 26 de agosto, la exposición ‘Descubriendo a Luis Masson’ que, incluida en la sección oficial del festival PHotoESPAÑA, reúne un total de 88 imágenes realizadas por el fotógrafo entre 1858 y 1870 que muestran vistas y monumentos de ciudades como Sevilla, Burgos, Salamanca, Toledo, Ávila o Granada, en el siglo XIX, constituyendo así “una parte del patrimonio de la foto de España”.

Así lo han hecho saber los comisarios de la muestra, Juan Antonio Fernández Rivero y María Teresa García Ballesteros, en un encuentro con los medios con motivo de su inauguración.

 

Masson, a pesar de haber sido “el gran desconocido de la fotografía española” realizó un trabajo que destaca “por su calidad, equilibrio y singularidad” equiparable a la de “sus más insignes contemporáneos como Laurent o Clifford”, según ha señalado Fernández Rivero.

 

En este sentido, ha precisado que la exposición es fruto de una investigación realizada por los dos comisarios a través de la cual han reconstruido una biografía de Mosson que era “casi inexistente” y “falsa” y han “rescatado del olvido” cerca de 500 fotografías que, con un objetivo “comercial”, estaban dirigidas a un público europeo del siglo XIX, “interesado en la monumentalidad y la historia de un país tan desconocido como España”.

 

“Esta fotografía monumental de primeras puede parecer fría, pero hay que encuadrarla en su momento y pensar en su clientela: eran viajeros con poder adquisitivo que venían a conocer España cuando todavía no existían las postales, así que compraban estas fotografías”, ha explicado por su parte García Ballesteros.

 

Y es que Mosson, de origen francés pero residente en España, realizaba instantáneas con una dimensión “muy extraña y cuadrada” que las hacían “únicas” y trabajaba realizando tanto en formato estereoscópico como monoscópico, realizando así dos fotos del mismo escenario y llevando “siempre consigo dos cámaras”.

 

Todo esto ha ayudado a los dos comisarios a recopilar las copias originales del autor y a mostrarlas de esta manera en la exposición. “Hemos ido casando las escenas y, a través de su formato excepcional y de un sello seco estampado en la mayoría de las fotos, nos hemos asegurado de que todo lo que esta aquí es original de Mosson”, ha aseverado, Fernández Rivero.

 

Asimismo, ha explicado que el fotógrafo también realizaba reproducciones de cuadros de Murillo, como ‘Santa Catalina’, una pieza ahora en “paradero desconocido”, o de ‘Visión de San Antonio de Padua’, una tarea que “según se cree”, compartía con el propio Clifford.

 

Entre las fotografías, ha destacado una que muestra la ciudad de Fuenterrabía (burgos) desde el otro lado del Bidasoa, y otra que plasma el puente de Enderlaza, una zona “poco transitada” y que es frontera entre Navarra, País Vasco y Francia, y un lugar “célebre por las batallas de los Caslistas”. “Ambas son frontera, y esto nos ha dejado ver que en su día se autoexilió con motivo de las tensiones producidas por las Guerras Carlistas”, ha explicado.

 

Por todo ello, para los comisarios “se debe recalcar” que esta fotografía “patrimonial” se muestra desde el festival PHotoESPAÑA, que, este año está orientado a “cuestionarse el futuro de la fotografía” y a reflexionar sobre “cuales son sus posibilidades”. “Si queremos saber a donde vamos, es necesario saber de donde venimos”, ha declarado.