El Museo Naval, accesible para personas con movilidad reducida

El Museo Naval de Madrid, situado en el Cuartel General de la Armada, es ya accesible para personas con movilidad reducida después de que se hayan acometido reformas en esta institución cultural de titularidad estatal, tras una queja planteada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI).

Según ha informado el CERMI en un comunicado, la plataforma trasladó las carencias de accesibilidad ante la Oficina de Atención a la Discapacidad (OADIS) y ante el propio Ministerio de Defensa, en el marco del convenio de colaboración que el CERMI tiene con el departamento dirigido por Margarita Robles.

Tras la renovación de las instalaciones de esta institución cultural, de titularidad estatal y gestionada por el Ministerio de Defensa, el museo es totalmente accesible para personas con movilidad reducida. Así, tras las reformas, según explica el propio museo, el hall de entrada cuenta con un ascensor adaptado que comunica todas las plantas del nuevo acceso y las salas.

Además, se ha facilitado el paso entre salas eliminando desniveles y se ha modificado la ubicación de piezas para facilitar el desplazamiento de personas usuarias de silla de ruedas. Igualmente, el Museo ya cuenta con nuevos aseos adaptados en la planta cero.

 

ACCESIBILIDAD COGNITIVA Y SENSORIAL

En relación a la accesibilidad cognitiva y sensorial, el museo afirma que ha elaborado un proyecto integral con la colaboración del Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA) y el Real Patronato sobre Discapacidad.

En concreto, señala que se han realizado modelos tiflológicos para su instalación, se han establecido las pautas para una aplicación móvil que contenga audiodescripción, subtitulado y lectura fácil de los soportes informativos y la adquisición de un bucle magnético.

Eso sí, el museo explica que estos avances en materia de accesibilidad cognitiva y sensorial no han podido llevarse todavía a la práctica como consecuencia de la pandemia.

“La COVID-19 obliga a replantearse todos estos protocolos con más tiempo y seguridad”, ha señalado el Museo Naval, que avanza que se retomará el proyecto en las próximas semanas.