El Real cancela el estreno sin público de ‘Aquiles en Esciros’

Un debate entre el “amor y el deber”

El Teatro Real ha cancelado el estreno a puerta cerrada de la ópera ‘Aquiles en Esciros’, un debate entre el “amor y el deber” con un juego de ambigüedad de “géneros”, que el coliseo ha sacado del olvido 275 años después de su estreno en Madrid.

Según han señalado fuentes del teatro, tras el anuncio que hizo el pasado viernes día 16 el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando avanzó el estado de alarma del país que ha entrado en vigor este domingo, el Teatro Real decidió cancelar la puesta en escena de esta ópera.

Un día antes, el pasado jueves día 12, y siguiendo las recomendaciones que había establecido entonces el Ministerio de Sanidad, el teatro anunció que ofrecía a puerta cerrada, sin público, tanto el estreno como las funciones de los días 19, 20, 22, 23 y 25 de este mes, y que iban a ser retransmitidas en directo a través de la plataforma de video ‘My Opera Player’.

Ivor Bolton, director musical del Teatro Real, era el responsable del Coro Titular del Teatro Real y de la Orquesta Barroca de Sevilla en esta ópera, además de interpretar el clavecín, mientras que Mariame Clément era la reponsable de la puesta en escena de esta ópera, cuyo estreno tuvo lugar en 1744 en el Coliseo del Buen Retiro de Madrid para festejar el enlace de la infanta María Teresa Rafaela de España, hija de Felipe V.

Esta ópera, una “tragicomedia” compuesta por el italiano Francesco Corselli con libreto de Pietro Metastasio, está “llena de malentendidos, cambios de género y travestismos”, tal y como señaló Clément durante la presentación ante la prensa el pasado lunes 9 de marzo.

Por su parte, Bolton celebró esta recuperación, a cargo del musicólogo Álvaro Torrente. Tal y como señaló el británico, ‘Aquiles en Esciros’ se estrenó en un periodo, el que discurre entre 1730 y 1770, en el que hay “grandes lagunas en la vida operística”.

En cuanto al olvido de esta ópera en el repertorio español, Torrente señaló que Corselli vivió en España durante cuatro décadas y trabajó en suelo español “durante la mayor parte de la carrera” y que, a pesar de ello, su obra no fue considerada por muchos “música española”.

Según indicó, la principal causa de este olvido es que “muchos consideran que una ópera en lengua italiana, de un compositor italiano, aunque se haya estrenado en Madrid, no es música española”.

“Estamos recuperando material musical español, de la misma manera que El Greco es un pintor español”, reivindicó Torrente, quien achaca el olvido de esta ópera al “nacionalismo” en España durante el siglo XIX, que consideraba lo italiano como “invasión” y que cree que está “superado” desde hace varias décadas.