El Salón del Libro Antiguo vuelve a Madrid

Con 25 libreros anticuarios españoles y extranjeros

El Salón del Libro Antiguo regresa del 28 de noviembre al 1 de diciembre a Madrid con 25 libreros anticuarios españoles y extranjeros, ha informado el organizador.

Un año más, el Gremio Madrileño de Libreros de Viejo organiza el evento, que tendrá lugar en el incomparable marco de la ‘Galería de Cristal’ del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. Su objetivo será dar a conocer la riqueza documental y bibliográfica de nuestra cultura.

El Salón ofrecerá al público la ocasión de adquirir auténticas joyas de bibliofilia, desde documentos medievales y libros de horas, hasta ediciones contemporáneas de libros de arte ilustrados por pintores de vanguardia del siglo XX.

Se pondrán a la venta incunables, góticos, libros, atlas y grabados de los siglos XVI y XVII con ediciones de nuestros clásicos del “Siglo de Oro”, sin olvidar las grandes obras de la imprenta de la “Ilustración” realizadas por Ibarra, Sancha y otros grandes maestros impresores.

Tampoco faltarán las primeras ediciones de los escritores del siglo XIX, generación del 98 y del 27. En muchos casos estas obras van vestidas con magníficas encuadernaciones realizadas por los más distinguidos artesanos antiguos y modernos.

Manuel Sánchez Llorente, presidente del Gremio Madrileño de Libreros de Viejo asegura que “es la feria de libros antiguos más importante a nivel nacional, equiparable a las que se organizan en Londres, París o Milán”.

En este sentido, anima al público a que visite el Salón porque “es una ocasión única para poder admirar y comprar ediciones de gran calidad y rareza, que cada uno de los libreros anticuarios participantes han seleccionado para esta edición”.

Por otro lado, el Salón contará con el espacio “Iniciación a la Bibliofilia”, una puerta de entrada al apasionante mundo de la bibliofilia, donde el público encontrará libros a precios muy asequibles, aportados por los libreros del Gremio.

 

EXPOSICIÓN DE GRABADOS Y LIBROS

La nota de color del Salón la pondrá la exposición “Trajes y tipos populares españoles”, una muestra que recoge una colección de libros ilustrados, grabados y litografías, realizados en los siglos XVIII y XIX por artistas españoles y extranjeros, que recogen los trajes y las costumbres españolas de la época.

“Todas las ilustraciones están acuareladas a mano de época, y reflejan la visión que se tenía de la sociedad española, contribuyendo poco a poco a crear la imagen romántica del país y a fijar los personajes tópicos y típicos de este género: el contrabandista, el torero, los majos, los vendedores callejeros, etc.”, explica Sánchez Llorente.

Se podrán ver obras de José Domínguez Bécquer, que fue uno de los primeros representantes de este género, del francés Pharamond Blanchard o del inglés John Lewis.

También se exponen grabados del madrileño Juan de la Cruz Cano y del valenciano Antonio Rodríguez, en los que se reflejan las vestimentas de un amplio abanico de personajes españoles de diferentes clases sociales, y de tipos regionales y castizos, de entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, que reflejan cómo era la sociedad española en esa época.