El Teatro de La Latina estrena ‘Para hacer bien el amor hay que venir al sur’

Madrid se llenará de la esencia de la cantante Raffaella Carrá a partir del próximo 1 de octubre. El Teatro de La Latina acoge ‘Para hacer bien el amor hay que venir al sur’, un musical “desenfadado, un poco absurdo, surrealista y sobre todo muy alegre”.

El director y guionista de la obra, Ricard Reguant, ha explicado que son “cuatro historias de amor entrelazadas, utilizando las canciones que hicieron famosa en su día a Rafaella Carrá”.

Sin embargo, la historia nada tiene que ver con la cantante italiana. De hecho, el espectáculo se trata de un homenaje a toda la generación que bailó sus canciones y que hoy sigue recordando sus pegadizas letras. “Las canciones de Rafaella se utilizan para cerrar las discotecas de España, Sudamérica e Italia porque significan alegría y diversión. Eso es lo que intentamos ofrecer en nuestro espectáculo”, ha afirmado Reguant.

‘Para hacer bien el amor hay que venir al sur’ es una producción de El Negrito Producciones, con dirección musical de Ferrán González, y protagonizada por Patricia Arizmendi, Marta Arteta, Raquel Martín, Tamia Deniz, Miriam Queba, Mikel Hennet, Javier Enguix y Javier Toca. Un elenco con el que, según palabras del actor Mikel Hennet, que encarna a ‘Él’ en el musical, trabajar “ha sido un proceso muy bonito” ya que no es la primera vez que comparten escenario. “En estos momentos que estamos con la mascarilla, para un actor es complicado gestionar esto y además poder crear un personaje”, ha señalado el actor.

Se trata del primer musical que se estrena en Madrid desde el cierre de los teatros el pasado mes de marzo. En este sentido, la actriz Marta Arteta, que se pone en la piel de ‘Lola’, una de las protagonistas del musical, ha animado al público a asistir a la obra, ya que “lo más importante y lo que queremos es que la gente venga con ganas de disfrutar, nosotros vamos a darlo todo”. “El teatro es el lugar más seguro, no hay que tener miedo, hay que venir para olvidarnos de tantas malas noticias”, ha afirmado.

Una opinión que comparte Ricard Reguant, que ha asegurado que “después de todas las desgracias, disfrutar de esta hora y cuarenta es lo más sano que puede hacer el público”.