El Teatro Real acoge ‘Il trovatore’

Del 3 al 25 de julio

El Teatro Real acogerá entre el 3 y el 25 de julio un total de 14 funciones de ‘Il trovatore’, de Giuseppe Verdi, “la historia más oscura del mundo”, tal y como ha señalado el director escénico de esta nueva producción, Francisco Negrín.

El director artístico del coliseo madrileño, Joan Matabosch, ha destacado que se trata de “una de las óperas más populares” y la más popular del compositor italiano, que tuvo éxito ya desde su estreno. De hecho, tal y como señala el Teatro Real, se trata de uno de los títulos más queridos por el público español.

Por su parte, el director musical de esta producción, Maurizio Benini, ha señalado que esta obra es, junto a la Traviata y Rigoletto, una de las más conocidas de Verdi, que se sitúa en la época del “bel canto”, en el “final de su juventud y al principio de su madurez”, justo a las puertas de la “época de las grandes óperas de Verdi”, como ‘Otelo’ o ‘Don Carlo’.

Precisamente, por tratarse del “final” de la época belcantista, ‘Il trovatore’ requiere “cinco voces de primer orden”. “Son los mejores cantantes para interpretar este repertorio, tal y como Verdi lo exigió”, ha destacado Benini.

Tres repartos darán vida al popular drama de Verdi. Componen el cuarteto protagonista en el estreno y retransmisión mundial de la ópera el tenor Francesco Meli (Manrico, il trovatore), la soprano Maria Agresta (Leonora), la mezzosoprano Ekaterina Semenchuk (Azucena) y el barítono Ludovic Tézier (Conde de Luna).

En los mismos papeles se alternarán con Piero Pretti, Hibla Gerzmava, Marie-Nicole Lemieux y Artur Rucinski (segundo reparto); y Piero Pretti, Lianna Haroutounian, Marina Prudenskaya y Dimitri Platanias (tercer reparto). Con todos ellos actúan el bajo italiano Roberto Tagliavini, la soprano Cassandre Berthon y los tenores Fabián Lara y Moisés Marín.

“HISTORIA DE AMOR Y AVENTURAS”

En la ópera se entrecruzan dos líneas argumentales: la sed de venganza de la gitana Azucena, cuya madre e hijo han muerto en la hoguera, y el triángulo amoroso en el que Leonora es disputada por dos pretendientes enemigos, que representan a familias, clases e idearios opuestos.

Negrín ha manifestado que está acostumbrado a trabajar en obras “desconocidas”, por lo que ha reconocido que con las óperas populares existe la tentación de hablar de otras cuestiones y “distanciar al público”. Por ello, decidió abordarla como si se tratara de una “ópera desconocida” y desvelar “la belleza particular, su estética y su filosofía”.

“No intento transformarlo en un acto político porque no lo es. Es una historia de amor y aventuras”, ha señalado Negrín, quien afirma haber aprendido “lo que hace la belleza de las óperas son as particularidades, las patosidades”.

En este caso, lo particular es que los personajes de ‘Il trovatore’ cuentan lo que les ha pasado antes. “No pueden vivir su vida porque están enredados en el pasado, por lo que han decidido antes, por lo que ha sucedido en su familia o en su nación”, ha agregado.

Negrín avanza que la ópera contará con una “presencia absoluta del fuego”, que “simboliza el pasado y quema el presente y el futuro”. Además, y respecto a la ambientación, ha señalado que el vestuario y la escenografía se corresponden con la época a la que hace referencia el libreto, pero con “fantasía”, sin querer hacer un retrato histórico.

En este sentido, el director escénico ha comparado también esta ópera con un “thriller” o un “filme noir”, ya que es una “historia de muerte, venganza, niños quemados”, pero también un melodrama.

MÁS DE 300 REPRESENTACIONES EN EL TEATRO REAL

Será la tercera vez que Il trovatore se presenta en el reinaugurado Teatro Real –en 2000, con García Navarro y Elijah Moshinsky; y en 2007, con Nicola Luisotti y la misma producción–, después de las más de 300 funciones de la ópera que han tenido lugar entre 1854 (fecha de su estreno en Madrid) y 1925.

El 6 de julio, sábado, a las 21.00 horas, Il trovatore será retransmitida en Facebook, en la página de vídeo del Teatro Real, en Opera Vision (Opera Europa) y en pantallas instaladas en rincones de toda España, iniciando la programación de la quinta edición de la Semana de la Ópera (6 al 14 de julio). Fuera de España la ópera será retransmitida en China, India y distintos países latinoamericanos: Chile, Guatemala, Perú, República Dominicana y Uruguay.