El tequila, la primera bebida espirituosa que avanza ante la deforestación

El Consejo Regulador del Tequila (CRT) y la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT) han presentado junto con el Gobierno del Estado de Jalisco y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) la certificación Agave Responsable Ambiental (ARA), cuyo objetivo consiste en la implementación de un protocolo que asegura al consumidor la cero deforestación, mitigando el impacto del establecimiento de plantaciones de agave en zonas asociadas a procesos de cambio de uso de suelo, contribuyendo así a mejorar su huella ambiental.

El objetivo es que para el año 2027 en Jalisco, uno de los principales estados de México en producción de Tequila, el abastecimiento de Agave tequilana Weber variedad azul materia prima del Tequila, no haya provocado deforestación de bosques naturales, tomando como base el año 2016. Esto significa que, a partir del 2021, no se registrarán nuevas plantaciones de agave en terrenos que hayan sido deforestados.

El tequila avanza así en línea con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y el compromiso de la Unión Europea por fomentar el desarrollo sostenible en todos los estados miembros, a través de la consecución de los Objetivos para el Desarrollo sostenible. En concreto, gracias a la certificación ARA, el tequila se compromete con el ODS15 para luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y la pérdida de biodiversidad.

“La decisión que tomamos y el compromiso que hicimos en el 2019 juntos en la ciudad de Madrid en el marco de la COP25, hoy está dando frutos y está demostrando el compromiso que tiene el Consejo Regulador del Tequila y la cámara para lograr este propósito. El tequila será la primera bebida espirituosa a nivel mundial que contará con la certificación de ser libre de deforestación, ese compromiso lo hicimos en 2019 en Madrid y creo e insisto que nos debe de dar muchísimo orgullo que podamos estar en la COP26 en Glasgow en noviembre de este año dando resultados completos que reflejan el nivel de compromiso que tenemos con esta agenda”, explica Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco.

“Esta certificación se suma a las acciones que ya realiza la agroindustria tequilera en temas de sostenibilidad, como la inversión en plantas de tratamiento de vinazas, composteo de bagazo, uso de biogás, y los compromisos de reducción de emisiones de carbono, de energía eléctrica, tratamiento de aguas, establecidos en conjunto con el Centro Mario Molina para el 2030”, comenta por su parte el presidente del CRT, Miguel Ángel Domínguez Morales.

La certificación ARA contempla un protocolo que establece un mapa de elegibilidad del agave, elaborado por el Gobierno de Jalisco, con insumos geomáticos. Este mapa indica los suelos con vocación agrícola en donde se pueden establecer plantaciones de agave, lo cual evitará que se siga causando deforestación en el estado de Jalisco. El área de elegibilidad contempla casi 3 millones de hectáreas en Jalisco en donde se excluyen todas aquellas parcelas que tenían vegetación forestal desde 2016. Este mapa será publicado y formará parte de los requisitos que solicitará el Consejo Regulador del Tequila (CRT) para el registro de nuevas plantaciones.

De acuerdo con información del CRT, durante 2020 se consumieron 1 millón 407 mil toneladas de agave para la producción de 374 millones de litros de tequila. El 73% de las plantaciones de agave establecidas dentro del territorio de la Denominación de Origen Tequila se encuentra en Jalisco, en donde existen 210 mil hectáreas de agave plantadas.

Esta acción que da continuidad al convenio firmado entre el Gobierno del Estado de Jalisco y Consejo Regulador del Tequila (CRT) en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, llevado a cabo en diciembre de 2019, contempla además mesas técnicas para la innovación y soluciones tecnológicas para la gestión de vinazas y bagazo, y mejores prácticas para conservación de biodiversidad y restauración.

ARA ha sido registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) en copropiedad entre el Gobierno del Estado y el CRT y se coloca como la primera certificación sobre deforestación en bebidas espirituosas a nivel mundial, al utilizar una materia prima cultivada en suelos que no causaron deforestación.

 

Sobre el Consejo Regulador del Tequila

El Consejo Regulador del Tequila (CRT) es el organismo encargado de verificar y certificar el cumplimiento de la normativa del tequila, de asegurar al consumidor la autenticidad del tequila y de proteger a la DOT en México y en el Mundo. Su misión se basa en comprobar con ética, honestidad, transparencia e imparcialidad el cumplimiento de las normas aplicables al tequila, productos que lo contengan y sus materias primas, así como pliegos y sistemas de calidad, salvaguardando la Denominación de Origen, tanto en México como en el extranjero, creando valor añadido y confianza en sus socios, clientes, colaboradores, organismos y dependencias gubernamentales, en beneficio de los consumidores. Forman parte de este organismo tanto productores de tequila, como productores de agave, envasadoras, comercializadores y el Gobierno Mexicano. Asimismo, se constituye como un centro de información y servicios de la más alta calidad para toda la cadena productiva, con la aspiración de convertirse en el centro mundial de referencia en el conocimiento del agave y el tequila. Cuenta con cuatro oficinas internacionales ubicadas en Madrid España, Shanghái China, Ginebra Suiza, y Washington D.C. EUA y la oficina central en Jalisco, México.