El Thyssen muestra ‘El martirio de San Andrés’, de Rubens

En este sentido, Solana ha señalado que “es una composición formidable en la que está condensada todo lo que Rubens ha aprendido a lo largo de su vida, porque está hecha en una época de absoluta madurez del pintor” y ha destacado que “es de gran importancia porque Rubens estuvo pintándola durante 10 años y al poco tiempo murió”.

La obra del pintor flamenco recoge el momento en el que Egeas, procónsul de la provincia romana de Acaya, encarceló y colgó de una cruz a San Andrés tras enterarse de la conversión al cristianismo de gran parte de la población, incluida su mujer.

“Rubens se pasaba dando vueltas con el sentido de la crucifixión, girando la cruz para lograr la composición que quería y está es la primera vez que ubica la crucifixión en diagonal”, ha explicado Solana sobre el cuadro que fue encargado para el altar mayor de la iglesia del antiguo Hospital de San Andrés de los Flamencos, origen de la actual Fundación Carlos de Amberes, que ha llevado la obra al Thyssen.

En el siglo XIX, ‘El martirio de San Andrés’ pasó temporadas en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y en la Real Fábrica de Tapices, tiempo después fue objeto de compra y venta, sobrevivió a la Guerra Civil y estuvo en el Museo el Prado hasta 1989. Desde 1992 se encuentra en la Fundación Carlos Amberes, y durante dos meses, hasta el 7 de abril, podrá verse en el vestíbulo central del Palacio de Villahermosa, justo frente a la salida de los visitantes.

Solana ha subrayado que a finales de febrero la pintura se moverá para ocupar el lugar del Tintoretto, cuando éste sea transportado a Washington para la exposición ‘Tintoretto: Artist of Renaissance Venice’, del 10 de marzo al 7 de julio. “Se moverá a la posición de honor que se merece para que pueda apreciarse mejor”, ha agregado Solana.

Así, el director del museo ha resaltado “las expresiones y los gestos de los personajes, especialmente de Egeas y de las mujeres que forman un triángulo mágico en el que San Andrés es mártir del espectáculo rubensiano, lleno de dinamismo”.

‘El martirio de San Andrés’ se une en esta temporada a otros cuadros del maestro holandés pertenecientes a la colección Thyssen-Bornemisza como ‘La ceguera de Sansón’, Venus y Cupido’, ‘Retrato de una joven dama con rosario’ y ‘La Virgen con el Niño, Santa Isabel y San Juan Bautista’.

Por su parte, el presidente de la Fundación Carlos Amberes, Miguel Ángel Aguilar, ha señalado que “para la Fundación es una oportunidad maravillosa que este Rubens haya sido recibido por el Thyssen con entusiasmo y delicadeza, ya que de otra forma se habría quedado guardada en almacenes y hubiera sido horroroso”.

Además, con motivo de la llegada del cuadro, el museo celebrará un simposio en el que esperan contar con la participación del historiador de arte y ex director del Museo del Prado, Fernando Checa, así como con el jefe de Conservación de Pintura Flamenca en el Museo del Prado, Alejandro Vergara, “para arrojar nueva luz sobre la obra”, ha concluido Solana.