Garzón incendia al sector ganadero por recomendar consumir menos carne

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha incendiado al sector ganadero-cárnico por recomendar consumir menos carne al asegurar que “perjudica la salud y el planeta”. Asociaciones de ganaderos han entonado un “basta ya” ante lo que consideran “ataques gratuitos” por parte del ministro de Consumo.

Las asociaciones profesionales cárnicas de España han manifestado su “estupor” ante la serie de tuits publicados por Garzón en los que recomendaba reducir el consumo de carne porque “perjudica a la salud y al planeta”.

“Queremos manifestarle el estupor de los cientos de miles de ganaderos, empresas, trabajadores y técnicos de toda España vinculados a los sectores ganaderos y cárnicos a los que representamos, ante la campaña suscrita por usted mismo y el Ministerio del que es titular, en la cual difama al conjunto del sector ganadero-cárnico”, ha indicado las seis asociaciones firmantes de una carta abierta remitida al ministro.

La misiva está suscrita por las asociaciones profesionales del cerdo ibérico (Asici), de carne avícola (Avianza), del sector cunícula (Intercun), del sector ovino y caprino (Interovic), del sector porcino de capa blanca (Interporc) y de la carne de vacuno (Provacuno).

Las asociaciones consideran “preocupante” que el ministro “enarbole una serie de afirmaciones erróneas o desenfocadas (…) tratando de crear una confrontación artificial” con el sector.

Los representantes de los sectores cárnicos han defendido que su sector genera más de 2,5 millones de empleos en España y casi 9.000 millones de euros de exportaciones.

“El sector ganadero-cárnico contribuye a la creación de empleo y genera oportunidades, además de impulsar fuertes compromisos medioambientales con resultados comprobables. Desde el sector, seguiremos en la senda de la colaboración institucional y el diálogo, confiando a su vez en que nuestros responsables públicos contribuyen, con su actitud y sus manifestaciones, a ese clima de entendimiento”, han apostillado las organizaciones.

 

“BASTA YA”

Asociaciones de ganaderos han entonado un “basta ya” ante lo que consideran “ataques gratuitos” por parte del ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien ha recomendado a los españoles que reduzcan el consumo de carne porque “perjudica” la salud y el planeta.

“Señor Garzón, estas son las cifras de Emisión de gases de efecto invernadero del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico: Transporte (27,7%), Industria (21,4%), Generación Eléctrica (10,3%), Ganadería (9,1%) y Cultivos (4,9%). Basta ya de tanto ataque gratuito a un sector que también descontamina”, subraya el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), Pedro Barato.

Además, añade que el vacuno de carne “refuerza su compromiso con la conservación del medioambiente” pues la ganadería “previene la desertificación, mejora la calidad del agua, mejora la biodiversidad y el paisaje, y previene los incendios forestales”.

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) también ha criticado las afirmaciones “de dudoso rigor científico” que el ministro ha “despachado en un tuit, al estilo americano”.

“Decirle que en España se come bien, que nuestra dieta mediterránea nos ha permitido hoy ser el tercer país más longevo del mundo. Y nosotros producimos carne, es verdad, con todos los estándares relacionados con el medio ambiente y la seguridad alimentaria”, ha defendido el secretario de Ganadería de la UPA, Román Santalla, en un vídeo.

También ha recordado a Garzón que España recibe “85 millones de turistas y exporta grandes cantidades de carne a terceros países, entre ellos, China” y le ha preguntado: “¿Qué vamos a hacer con los millones de hectáreas de pastos que ahora mismo los esta comiendo nuestro ganado?”.

En la misma línea, el secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Miguel Blanco, considera “un grave error” que el ministro “criminalice la producción de carne” en España que con el conjunto de la UE “se realiza con los más altos estándares de calidad, seguridad alimentaria y bienestar animal”.

“Tergiversa los datos de emisiones y uso de agua y olvida que el 90% de las granjas de producción animal son pequeñas o medianas en régimen extensivo o semiextensivo, o aprovechando pastos, forrajes y cereales de la propia explotación. No es aceptable argumentar contra la ganadería tomando como modelo las macrogranjas de EEUU, Brasil o Argentina, o las participadas por fondos de inversión especulativo”, ha valorado Blanco.

Además, advierte de que se obvian los beneficios del consumo moderado de carne dentro de la “modélica” dieta mediterránea, por la que España es reconocida por los indicadores internacionales “como el país más saludable del mundo y con mayor esperanza de vida”.

 

GARZÓN: “PERJUDICA A LA SALUD Y AL PLANETA”

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha recomendado a los españoles que reduzcan el consumo de carne porque “perjudica a la salud y al planeta”.

En concreto, ha advertido de que el 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero proviene de la ganadería, especialmente de las macrogranjas, y avisa de que para un kilo de carne de vaca se requieren 15.000 litros de agua.

“¿Qué pensaríais si os dijera que el consumo excesivo de carne perjudica a nuestra salud individual y a nuestro planeta? Estoy preocupado por la salud de nuestros conciudadanos y de nuestro planeta. Sin planeta no tenemos vida, ni salarios ni economía, y nos lo estamos cargando”, afirma Garzón en un vídeo publicado este miércoles en Twitter bajo la etiqueta ‘#MenosCarneMásVida’.

Según precisa el ministro, si los españoles redujeran el consumo de carne hasta los niveles recomendados por la ciencia, “se evitarían el 50% de las emisiones de gases invernadero asociadas a la alimentación y el 20% de las muertes prematuras”.

En un vídeo de seis minutos en el que se alternan imágenes de Garzón hablando, con otras del planeta, de explotaciones ganaderas y platos de comida, el ministro señala que, según la FAO, España es el país de la Unión Europea que más carne consume: “más de un kilo a la semana”, frente a los 200-500 gramos recomendados por AESAN.

Cada año, según indica, se producen “7,6 millones de toneladas” de carne procedente “del sacrificio de 70 millones de animales: cerdos, vacas, ovejas, cabras, caballos y aves”.

En concreto, Garzón hace hincapié en el “preocupante” consumo de agua necesario para que un trozo de carne llegue al plato. Según puntualiza, no es solo el agua que beben los animales, sino también la necesaria para producir el pienso, para transportar la carne o para envasarla, lo que “contribuye a acabar con las reservas del planeta”.

También cita a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para alertar del “riesgo” que tiene el consumo “excesivo” de carne roja “que puede traducirse en infartos, diabetes u otras enfermedades”.

 

HACER UNA BARBACOA DE VEZ EN CUANDO

“Esto no significa que no podamos hacer una barbacoa con la familia de vez en cuando sino que lo hagamos con más moderación, y que seamos capaces de compensar esos días en que nos permitimos comer carne con un consumo en los días siguientes de mayor peso de ensaladas, arroces, legumbres y verduras”, propone el ministro.

Asimismo, en cuanto a las emisiones de efecto invernadero, el titular de Consumo avisa de que las flatulencias de las vacas y las heces para piensos “generan ya más contaminación que los coches”.

Si bien, precisa que no todos los tipos de ganadería son iguales, pues la extensiva es “mucho más sostenible que las grandes macrogranjas”, y “ayuda a prevenir incendios, enriquecer suelos y crear puestos de trabajo que protegen la economía local”.