Grecia, cuna de civilizaciones

Cuna de una mítica civilización cuya influencia se mantiene viva en numerosos ámbitos de nuestra cultura contemporánea, Grecia alberga una innumerable cantidad de atractivos de distinta índole.

Desde los más puramente culturales, ubicados en sus museos y sus múltiples yacimientos, hasta una riqueza paisajística única y una oferta de ocio de lo más variado. Numerosos lugares de interés que hacen que nos preguntemos por las mejores maneras de organizar un viaje con el país heleno como destino. Y hablamos en plural porque, dependiendo de nuestras preferencias y características, existen varios conceptos de viaje a partir de los que podremos terminar de dar forma a nuestra experiencia ideal.

 

Circuitos, cruceros y viajes a medida

 

La mencionada abundancia de atractivos de Grecia puede ser abarcada en gran medida por un circuito bien confeccionado, teniendo muy en cuenta los tiempos, las estancias y los desplazamientos.

Los cruceros, elección muy recomendable para aquellos que deseen aprovechar esos días para conocer también otros países cercanos como Italia, Croacia o Malta. Todo ello a bordo de auténticos colosos dotados de los máximos lujos, comodidades y, sobre todo, rebosantes de la diversión que proporcionan sus programas de ocio.

 

Otra modalidad de viaje cada vez más demandada es el viaje a medida. Y es que se puede dar el caso de que ya conozcamos alguna de las paradas programadas o de que sólo queramos conocer una parte de las mismas. O bien, simple y llanamente, que queramos darnos el lujo de disfrutar de diversos servicios o alojamientos exclusivos. Incluso, por qué no, que queramos personalizar nuestra experiencia hasta el máximo detalle.

 

Atractivos turísticos de Grecia

 

Vistos los tipos de viaje os proponemos la siguiente relación de atractivos turísticos griegos con la información más relevante de cada uno.

 

Atenas

 

Empezamos por su capital: Atenas, la cuna de la democracia, con el Partenón, los Propileos, el Erecteion y el templo de Atenea Nike de su Acrópolis como máxima seña de identidad. Una parada obligada no sólo para los amantes de la historia clásica, sino para todo aquel que esté abierto a disfrutar de su impactante paisaje urbano o dispuesto a adentrarse en su exquisita y saludable oferta gastronómica.

 

El Peloponeso

 

Por su parte, la Península del Peloponeso dispone también de una mayúscula importancia cultural gracias a la cantidad de monumentos de distintos periodos de la historia griega que presenta, desde Olimpia hasta Micenas, Tirinto y Epidauro. A su vez, supone una oportunidad perfecta para relajarse en cualquiera de sus playas del costado occidental y, por supuesto, para continuar degustando las propuestas culinarias del país.

 

Tesalónica y la región de Tesalia

 

Capital de la histórica Macedonia (y de la actual región griega de Macedonia Central), Tesalónica dispone de multitud de enclaves históricos de primer nivel y es el punto de partida ideal para visitar la mítica Olympia. Por su parte, en la cercana región de Tesalia destaca Meteora como lugar más representativo, donde la multitud de singulares monasterios y la accidentada orografía de la zona crean una estampa absolutamente singular.

 

Islas Griegas

 

Casi todos hemos oído hablar de Creta, Mykonos, Corfú, Santorini o Rodas, islas griegas conocidas por su legado histórico, sus idílicas playas o, en muchos casos, por ambas cosas. Sin embargo, existen otros múltiples tesoros en forma de islas menos conocidas como Egina, Folegandros, Ioannina, Meteora, Zakynthos o Skiathos, entre muchas otras.