La Biblioteca Nacional conmemora el 80 aniversario del exilio republicano

Con más de cien documentos originales

La Biblioteca Nacional de España (BNE) acoge la exposición ‘El exilio republicano de 1939, ochenta años después’, en la que se pueden ver más de cien documentos -entre libros, textos originales, pasaportes y fotografías- pertenecientes a intelectuales, escritores y artistas españoles, así como a ciudadanos anónimos refugiados para “concienciar” sobre lo que puede aportar este hito histórico en el presente.

El comisario de la muestra, que podrá verse hasta el 2 de febrero de 2020, José Ramón López, ha explicado que ésta no pretende “atender a discursos conmemorativos a las grandes figuras”, sino visibilizar con fotografías y otros documentos escritos que acompañan a los textos de autores como Lorca, Machado o Miguel Hernández la condición “masiva interclasista y múltiple” del exilio republicano.

Así, el grupo de estudio del exilio literario de la Universidad Autónoma de Barcelona promueve desde el año 1999 actividades dedicadas a conmemorar el exilio republicano español. En este sentido, López ha expresado que en esta ocasión el objetivo es explicar qué sucedió durante el año 1939 a través de distintos materiales procedentes en su mayoría de fondos de la BNE y cedidos por particulares o instituciones como el archivo histórico municipal del Ayuntamiento de Alicante, entre otras.

El recorrido comienza con una sección dedicada a algunos hechos ocurridos en 1939, entre los que destaca el cruce de la frontera francesa por parte de medio millon de exiliados o el ingreso en los campos de concentración franceses, que recoge textos originales de García Lorca o Rafael Alberti, así como material audiovisual compuesto por testimonios recogidos en documentales realizados posteriormente por hijos de exiliados y fragmentos de la película ‘En el balcón vacío’.

Asimismo, la muestra presenta un apartado sobre la Junta de Cultura Española, fundada en París en 1939 y trasladada posteriormente a México, donde fue dirigida por José Bergamin o Juan Larrea, con documentos como el primer numero de ‘España Peregrina’ que recoge los estatutos de esta institución.

Otra de las secciones refleja, a través de cartas de escritores como Paulino Masip y diarios de abordo, las rutas marinas realizadas por buques como el Mexique, el Sinaia o el Ipanema desde España hacia diferentes puntos de América Latina -especilamente México, Argentina y Chile- y su posterior vida allí, con textos de María Zambrano, Juan de la Encina o León Felipe.

 

CUATRO LENGUAS PRESENTES EN EL EXILIO

 

La exposición busca también recuperar lo que se hizo en el ámbito de las revistas y las publicaciones, algunas de ellas elaboradas en los propios campos de concentración en Francia por parte de agrupaciones estudiantiles y culturales. Además, alberga la sección ‘Galeuzca’, dedicada a la condición de la plurinacionalidad lingüística con texto en catalán, vasco y gallego y publicaciones como ‘Revista de Catalunya’ o ‘Erosinka’.

“No se hace una declaración al aire sobre este asunto, sino que se incluye una sección basada en los proyectos que se han recogido de los exiliados gallegos, catalanes y vascos. La república reconocía esta plurinacionalidad, por lo que se quería recuperar y mantener ese legado porque las cuatro lenguas y las cuatro culturas estuvieron presentes en el exilio”, ha subrayado López en este sentido.

A pesar de que la “nostalgia, el dolor y la desesperanza” por la “ruptura con el país de origen” son los principales temas que copan los textos de 1939, la exposición recupera la variedad de contenidos que existía. En este sentido, destacan los discursos culturales de resistencia ante el fascismo, la idea de regreso a una España “que recupere la legitimidad de la república” o las dudas que se plantean sobre los lugares a los irán tras salir de España.

“No se trata solo de un discurso de la pérdida o de la añoranza, sino también acerca de la continuidad y de la necesidad de mantener esa cultura y ese legado y la posibilidad de retornar al país del que se fue expulsado por motivos politicos”, ha apostillado López.

 

ACTIVIDADES EN TORNO A AL EXPOSICIÓN

 

Por otra parte, la BNE organizará alrededor de la muestra varias actividades complementarias que comenzarán el 13 de noviembre con la mesa redonda ‘Nacionalidades y culturas del exilio republicano de 1939’, que tendrá lugar en el edificio de la institución cultural a las 19.00 horas y cuya entrada será libre hasta completar aforo.

El 20 de noviembre se llevará a cabo la mesa redonda ‘Arte, filosofía y literatura en el exilio republicano de 1939’ y el 21 de noviembre se realizará una conversación sobre la situación de la novela en el exilio, en la que participarán Almudena Grandes y Francisco Caudet.

Asimismo, el 10 de diciembre habrá una mesa redonda, llamada ‘Las que se fueron’, dedicada a las mujeres exiliadas y el día 12 de diciembre tendrá lugar la proyección del documental ‘Y yo entonces me llevé un tapón. Memoria compartida en El balcón vacío’, que irá acompañada de un debate posterior.

Los más jóvenes también podrar disfrutar de las actividades sobre la muestra con el taller escolar ‘Tiempos de exilio’, destinado a alumnos de la ESO y Bachillerato, los días 10, 11 y 12 de diciembre y 27, 28, 29, 30 y 31 de enero de 10.15 a 12.00 horas.