La Comunidad advierte: “Estas medidas dejarán consecuencias económicas gravísimas”

Madrid puede perder 18.000 empleos semanales con las medidas de Sánchez

La Comunidad de Madrid ha calculado que el impacto de las nuevas restricciones “impuestas” por el Gobierno central podrían suponer una caída del PIB en un año del 17 por ciento y la pérdida de 18.000 empleos semanales.

Así lo ha trasladado este sábado el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, en una rueda de prensa telemática, en la que ha indicado que estas restricciones suponen “un nuevo golpe a la economía madrileña”, especialmente para la hostelería y el comercio, y “un perjuicio para toda España”.

El consejero madrileño ha indicado que tras los datos de paro de septiembre, que vinieron a demostrar que la Comunidad “resiste mejor o sale antes”, estas medidas dejarán consecuencias “gravísimas”.

Además, ha hecho hincapié en la afectación que sufrirá y está sufriendo el turismo, un sector que se suele pensar que es “secundario” en la autonomía pero que se ha demostrado que es “central”.

 

LA PANDEMIA DECRECE

Hay normalidad sin ninguna incidencia destacable en las primeras horas de aplicación de las nuevas restricciones de movilidad en diez municipios de la Comunidad de Madrid, según ha indicado Fernández-Lasquetty.

En la rueda de prensa telemática, el consejero autonómico ha señalado que así se lo han trasladado tanto el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, como el de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López.

Según ha expuesto, los datos de la pandemia “continúan yendo a mejor”, tal y como estaba sucediendo en los últimos quince días, gracias, entre otras cosas, “al buen trabajo que se está haciendo en los hospitales y en los centros de salud”.

 

MEDIDAS IMPUESTAS

“Son unas medidas las que anoche entraron en vigor que vienen impuestas por el Ministerio de Sanidad y que las hemos recurrido porque creemos que ni tienen criterios científicos ni el consenso necesario para ser legalmente exigibles”, ha argumentado.

Para Lasquetty, lo peor de este cambio en las restricciones “impuestas” por el Gobierno central y de la sensación “de caos y de enfrentamiento” sería si hacen que la gente “deje de tomarse en serio la importancia de protegerse a sí mismo y de proteger a los demás”.

Así, ha incidido en que “cuánto más Ministerio de Salvador Illa cambie de criterio cada semana, obligue a imponer unas medidas sin explicar muy bien por qué” llevará a que los ciudadanos no terminen de saber “hasta qué punto esto es tan importante y necesario”. “La protección contra el virus es importante”, ha subrayado.