La Comunidad duplica la limpieza en los centros educativos

Para una vuelta segura a las aulas

La Comunidad de Madrid va a duplicar la limpieza en los colegios e institutos de la región para atender a las necesidades de protección e higiene del personal de los centros educativos y de los alumnos frente al coronavirus garantizar una vuelta segura a las aulas.

Según ha informado el vicepresidente, Ignacio Aguado, en rueda de prensa, el Consejo de Gobierno ha aprobado la tramitación de emergencia de un contrato por 1,8 millones de euros.

El nuevo contrato estará vigente desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2020 y atenderá las necesidades de limpieza de los edificios que acogen las escuelas infantiles públicas, los colegios públicos, los institutos y los centros que ofrecen enseñanzas de Formación Profesional y de Régimen Especial, dependientes de la Consejería de Educación y Juventud.

Hasta la formalización de este contrato, el servicio de limpieza se producía siempre una vez al día y fuera del horario lectivo, cuando los alumnos abandonaban las aulas. Gracias a esta ampliación del servicio, la limpieza podrá realizarse también durante el horario lectivo, de manera excepcional y mientras las autoridades sanitarias así lo aconsejen dentro de las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud.

El Ejecutivo autonómico podrá, así, dar una mejor respuesta a las instrucciones dictadas para establecer las medidas de prevención higiénico-sanitaria que tienen que aplicar los centros docentes, que deberán disponer de un protocolo de limpieza y desinfección que responda a sus características.

Según estas instrucciones, hay que realizar la limpieza y desinfección al menos una vez al día, reforzándola en aquellos espacios que lo precisen en función de la intensidad de uso, como es el caso de los aseos. También deben prestar especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes.

 

LIMPIEZA ESPECIAL POR POSITIVO

En el caso de un positivo por Covid-19 se procederá a una limpieza especial en profundidad de todo el centro docente, haciendo especial hincapié en las zonas más sensibles, con productos desinfectantes como diluciones de lejía recién preparadas o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.

Entre el resto de acciones de higiene diaria están las de quitar el polvo con agua y jabón, aspirar en lugar de barrer y utilizar desinfectantes, vigilar la limpieza de papeleras y sanear las zonas privadas de los trabajadores, como áreas de descanso, vestuarios, taquillas, aseos o cocinas. Además, en el caso de que se establezcan turnos en las aulas, comedor u otros espacios, cuando cambie el alumnado, se recomienda la limpieza, desinfección y ventilación entre turno y turno.