La Comunidad no ve oportuno prescindir aún del uso de la mascarilla

El consejero de Vivienda y Administración Local en funciones, David Pérez, ha trasladado que el Gobierno regional no considera una prioridad en estos momentos prescindir del uso de la mascarilla.

“La pandemia no ha terminado”, ha señalado, preguntado por los periodistas, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. A su parecer, “el problema del Covid requiere mucha responsabilidad, mucho rigor y mucha seriedad” por lo que no entienden las “prisas por quitar uno de los medios que más eficacia a demostrado” en la lucha contra la pandemia.

Pérez ha hecho hincapié en que este tipo de planteamientos no son “la urgencia ni lo oportuno” porque creen que hay que seguir siendo “muy responsables y muy cuidadosos”, también respecto a los anuncios que se hacen desde las administraciones.

“Habrá que quitárselas cuando el virus haya sido derrotado y haya plenas garantías que este tipo de decisiones tienen todo el respaldo de la comunidad sanitaria”, ha zanjado.

Por su lado, el consejero de Sanidad en funciones de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha llamado a no generar “falsas expectativas” sobre la posibilidad de relajar el uso de mascarilla en exteriores y entiende que “todavía no es el momento para hacer grandes anuncios”.

Escudero ha asegurado que se está haciendo un estudio analizando las experiencias internacionales en esta materia en países como Israel o Reino Unido además del comportamiento de la pandemia en la región, que registra varias semanas de bajada de la incidencia.

En este sentido, ha insistido en que se sigue creciendo ene l número de inmunizados y que hay que “vigilar día a día” los datos en Madrid, que tiene una incidencia acumulada a 14 días por 100.000 habitantes por debajo de los 250 casos.

Es por ello que ha pedido evitar tomas de decisiones con “pronósticos a largo plazo” y que debería optarse por opciones más “cercanas temporalmente”. Ha celebrado que se registre un descenso de los nuevos ingresos en hospitales y que la infectividad esté bajando, pero ha remarcado que “con el Covid no hay que relajarse” y que si se prohíbe el uso de AstraZeneca las perspectivas de inmunización pueden variar.