La familia real asiste a la inauguración del Festival de Teatro de Mérida

Los Reyes Felipe y Letizia, junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, asistieron a la inauguración del 66 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, la edición más singular de este certamen, que ha arrancado con una ‘Antígona’ muy renovada y adaptada a la sociedad actual.

La primera parada en la capital extremeña de Don Felipe y Doña Letizia, junto con sus hijas, ha tenido lugar en el Parador de Turismo, donde la familia real pasará la noche del miércoles, y en cuyas puertas les aguardaban decenas de emeritenses para poder verlos en persona y hacerles fotos.

Posteriormente, los Reyes y sus hijas se desplazaron hasta el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, cuyas instalaciones visitaron y donde pudieron conocer alguna de las piezas de la colección que atesora este centro.

Ya a la hora del inicio de la función del Festival de Mérida, los monarcas, acompañados de sus hijas, llegaron al Teatro Romano de la capital extremeña, donde también les esperaban, entre grandes medidas de seguridad, varios cientos de personas en los alrededores para poder ver a la familia real.

A su entrada en el Teatro Romano, los espectadores que allí se encontraban aplaudieron mayoritariamente a los Reyes y a sus hijas y se pudieron escuchar muchos gritos de ‘Viva el Rey’, junto a algunos silbidos.

La visita de la familia real a Mérida se enmarca en la gira que los monarcas están realizando por toda España para conocer la situación del país tras la crisis de la Covid-19, y con su asistencia a la inauguración del Festival de Teatro Clásico de Mérida, han querido mostrar su apoyo al sector de la cultura.

 

VERSIÓN RENOVADA DE ANTÍGONA

En el festival, pudieron disfrutar del estreno de ‘Antígona’, en una versión muy renovada escrita y dirigida por David Gaitán, que ha conseguido conjugar el mito griego de Sófocles, con la actualidad.

Espectadores con mascarillas durante toda la función, espacios libres entre los asistentes del Teatro Romano para guardar la distancia de seguridad y cumplir con el 75 por ciento del aforo máximo permitido, y el calor propio de una noche del mes de julio en Mérida, marcaron la inauguración de la edición más singular de este festival, que este año reduce su duración desde los dos meses habituales, a cinco semanas.

La actriz Irene Arcos ha debutado en el Festival de Mérida dando vida a una ‘Antígona’ contemporánea, que a lo largo de su intervención plantea temas muy de actualidad como la igualdad entre hombres y mujeres, la dignidad a la hora de actuar, o el papel de la política, que han hecho reflexionar al espectador durante toda la obra.

‘Antígona’ está acompañada en el escenario con Fernando Cayo, que da vida al Rey Creonte, y que a lo largo de la obra va poniendo el toque de humor al espectáculo arrancando sonrisas de los asistentes, mientras que Clara Sanchís da vida a Sabiduría; Isabel Moreno como Ismene (hermana de Antígona); Elías González en el papel de Guardia, y Jorge Mayor como Hemón.

El compositor extremeño Álvaro Rodríguez firma la música de esta obra, que lleva un ritmo trepidante durante el desarrollo del argumento, hasta el sorprendente desenlace final.

Cabe destacar que el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida coproduce este espectáculo inaugural, con la compañía El Desván Teatro y el Teatro Español, para lo que ha contado con la colaboración además de la Embajada de México.

Tras su inauguración en la noche del miércoles, ‘Antígona’ podrá verse en el Teatro Romano de Mérida durante cuatro noches más, hasta el domingo, 26.