La Familia Real visita el Santuario de Lluc

La Familia Real ha visitado el Centro de Interpretación de la Serra de Tramuntana, coincidiendo con el décimo aniversario de la declaración como Patrimonio Mundial por la Unesco, el Santuario de Lluc y su entorno, así como el Ayuntamiento de Escorca.

Felipe VI y Letizia, acompañados de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, han llegado alrededor de las 19.30 horas este miércoles en dos coches, el primero conducido por el monarca, al centro de interpretación donde han sido recibidos por la presidenta del Govern, Francina Armengol, la delegada del Gobierno en las Islas, Aina Calvo; el presidente del Parlament, Vicenç Thomas; la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera; el alcalde de Escorca, Antoni Solivellas, y otras autoridades del archipiélago.

El recorrido se ha iniciado con una visita al Centro de Interpretación de la Serra de Tramuntana, ubicado en Ca s’Amitger, una antigua casa de piedra tradicional que data del siglo XVI y donde, antiguamente, se alojaba el campesino responsable de las tareas agrícolas de Lluc.

En su paseo por la plaza dels Pelegrins, justo antes de acceder al Santuario, han contemplado el proyecto escultórico Camí a Lluc, del artista Joan Bennàssar.

En la plaza, la Familia Real ha sido recibida con gritos de ‘viva el Rey’ por unas decenas de personas. En la escalera de acceso al Santuario, la Reina Letizia se ha llegado incluso a detener unos segundos a conversar con una de las mujeres que esperaba su llegada.

Felipe VI y Letizia, junto a sus hijas, han visitado el Santuario de Lluc, centro espiritual y de peregrinación de Mallorca, donde, además, han disfrutado de una breve interpretación de la escolanía de ‘Blauets’.

La siguiente parada del recorrido ha sido el ‘pujol dels Misteris’. La Familia Real ha recorrido a pie junto a las autoridades el breve ascenso a un mirador con espectaculares vistas de la Serra de Tramuntana.

La visita ha finalizado poco antes de las 21.00 horas en el Ayuntamiento de Escorca.