La Feria del Libro de Madrid, declarada de interés general

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por unanimidad de todos los grupos la declaración de la Feria del Libro de la capital como de “especial significación y de interés general”.

La delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha lamentado que “la pandemia haya impedido la celebración del evento literario más importante de la ciudad y del país”, si bien, ha puesto la mirada en que “se pueda celebrar en otoño”.

“Hemos querido blindar este evento con una declaración que garantiza su permanencia en El Retiro, la casa de la feria desde 1977, cuando se trasladó desde el paseo de Recoletos, donde “se unen el oxígeno real y mental”, ha expresado a continuación. La Feria del Libro de 2019 recibió 2,3 millones de visitas y 1.800 escritores firmaron ejemplares. Se vendieron 50.000 ejemplares.

Desde Vox, el edil Fernando Martínez Vidal ha indicado que “Madrid es literatura”, y ha puesto en valor que en la capital que “han vivido Quevedo o Galdós, y los 11 premios Nobel que han escrito en español”. Ha recordado que “en la imprenta de Atocha se imprimió la primera edición del Quijote”. Además, tras afirmar que dirían ‘sí’ a la propuesta, ha optado por “fomentar a libreros, adquirir más libros para las bibliotecas municipales y tantas cosas más”. “Tenemos un libro blanco en el que podemos escribir el libro de Madrid”, ha señalado.

La edil socialista portavoz de Cultura, Mar Espinar, ha indicado que “las cifras son importantes e invitan a continuar con senda de crecimiento”, ya que “una sociedad que lee es una sociedad mejor”, y la Feria del Libro es, en definitiva, “una fiesta literaria”, donde “El Retiro es la ubicación perfecta”.

Si bien, Espinar ha asegurado que “el presupuesto que se le otorga sigue siendo muy inferior a lo que aporta” la Feria, por lo que ha indicado que “el Ayuntamiento ha de aportar soluciones”.

Martín Casariego (Cs) ha asegurado que en El Retiro, durante la Feria, “se juntan árboles y libros, dos símbolos de bienestar” dentro de un “ambiente festivo y alegre con aire de libertad al que contribuía la naturaleza”. “La feria del libro es ya una fecha fija del calendario sentimental, aunque este año habrá que hacer mudanza de forma imprevista en este calendario”, ha concluido.

La concejala Pilar Perea, de Más Madrid, ha llamado la atención sobre el impacto medioambiental que sufre El Retiro por la “afluencia de personas”, por lo que ha pedido al equipo de Gobierno que tengan “la máxima responsabilidad en este entorno, y que esta declaración no sirva para allanar otro espacio protegido”.

El objetivo del Ayuntamiento con esta declaración es “preservar y garantizar la permanencia de la feria en el parque de El Retiro” dada su vinculación histórica con este espacio emblemático. Esta medida permite también estudiar posibles incentivos económicos vía patrocinios a los participantes en la feria.

El Consistorio celebra convenios de colaboración con la Asociación de Empresarias y Empresarios del Comercio del Libro de Madrid, participa en la difusión y promoción de la Feria del Libro y colabora a través de la autorización para su instalación en el parque de El Retiro.

Este parque tiene una “especial relevancia” no solo por su historia, sino también por su arquitectura en el centro de la ciudad y está catalogado como parque histórico de conformidad con el artículo 4.6.4 del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid.

Esta calificación permite su uso cultural, dotándole de este modo de una funcionalidad añadida, además de la de preservación del ambiente natural y del uso deportivo y recreativo. El parque de El Retiro dispone de otras muestras de uso cultural como las exposiciones que se realizan en los diferentes pabellones o los conciertos de música de la Banda Sinfónica Municipal en el templete.