El niño de la maleta que conmovió al mundo

El periodista Nicolás Castellano publica ‘Me llamo Adou’, la historia del niño que llegó a España en una maleta. Actualmente el menor se encuentra en París junto a su familia mientras que su padre aún tiene un juicio pendiente y el pasaporte confiscado, ya que fue detenido por tráfico de personas.

Durante 2015 entraron en Europa más de un millón de refugiados y migrantes, la mayoría cruzando el Mediterráneo. La aparición inédita de la figura de un niño en el interior de una maleta en el escáner de uno de los puestos de control del Tarajal, Ceuta, captó la atención de la policía y la imagen conmovió a medio mundo. Ese niño era Adou. Esta es su historia. Realmente me llamo Adou Neri Ouatara.

Nací el 27 de septiembre de 2007 en Adbijan, la capital de Costa de Marfil, y quiero que lean mi historia y la de mi familia. Hacía años que quería reunirme con mi padre, mi madre y mis hermanos en España, pero no nos lo permitían. Estar dentro de un equipaje es increíble, sí, pero quiero que se sepa por qué acabé entrando a Europa metido en una maleta.

Tras las pertinentes pruebas de ADN, su padre fue detenido. Su madre se enteró por las noticias de que habían encontrado el pequeño en una maleta y arrestado a su marido. Adou fue trasladado a un centro de menores hasta que pudo reunirse con su madre.

Lucie y los niños se fueron a vivir a París con un pariente lejano para distanciarse de todo y porque allí ella podría trabajar y disponer de unas ayudas sociales que no le daban en España. Alí, que en todo el periplo de esta familia había ido siempre por delante, se quedó esta vez atrás, pendiente de juicio y todavía puede ser condenado, lo que truncaría todos sus planes de reagrupar a su familia.