La huelga del 8-M calienta motores con caceroladas

“Si las mujeres paran, se para el mundo”

La huelga feminista del viernes, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, comenzará hoy con caceroladas en algunas ciudades y pueblos de España, en las que a partir de las 20.00 horas se han convocado actos en la jornada previa.

De esta forma las feministas darán el pistoletazo de salida a una jornada de huelga en la que están previstos varios eventos durante toda la mañana y el mediodía y manifestaciones por la tarde.

En Madrid, la huelga feminista comenzará con una cacerolada a las 00.00 horas en la Puerta del Sol pero, además de ésta, hay convocadas a medianoche otras descentralizadas en otros lugares de la ciudad como Rivas, Leganés, Villaverde, Vallecas o Prosperidad.

Todas marcarán el punto de partida de las reivindicaciones del 8 de marzo, un día en el que hay programadas acciones por toda la ciudad a lo largo de toda la jornada. A las 8.00 horas habrá una ‘bicihuelga’: una bicipiquete saldrá de la Cuesta de Moyano para recorrer las calles de la capital.

Desde las 11.00 horas hasta las 13.00 están previstas las lecturas de los manifiestos. La Comisión 8M, convocante de la huelga feminista, ha convocado concentraciones y lecturas de manifiestos en diferentes barrios y municipios de la Comunidad de Madrid. En algunos lugares se van a programas actuaciones y comidas populares.

A las 14.00 horas tendrá lugar el picnic feminista en el que las mujeres se juntarán para comer y charlar sobre los temas principales del argumentario. Esos puntos de encuentro serán Sol, la Plaza Nelson Mandela y la Plaza del Reina Sofía.

La manifestación arrancará a las 19.00 horas en Atocha, aunque la cabecera se situará a partir de las 18.30 en la Plaza de Neptuno, esquina Paseo del Prado/Felipe V. Está previsto que finalice a las 21.00 horas en Plaza de España, donde se ubicará un escenario.

En prácticamente todas las capitales de provincia hay manifestaciones previstas durante la tarde del 8M y acciones y concentraciones durante la mañana y el mediodía. Asimismo, en muchas ciudades y pueblos se han convocado actos en la jornada previa, el jueves 7 de marzo, a partir de las 20.00 horas.

 

LECTURA DEL MANIFIESTO

También se celebrarán concentraciones para leer los manifiestos. Concretamente en Madrid hay alrededor de una treintena de puntos en los que se hará una lectura, entre ellos, tres universidades pública (la Autónoma, la Carlos III y la Universidad Rey Juan Carlos I).

Dicho manifiesto es un resumen del argumentario que la Comisión 8M ha redactado para la huelga feminista de 2019. En él, explica los motivos para secundarla y mostrar al mundo que “si las mujeres paran, se para el mundo”.

“Con la fuerza colectiva hemos ido abriendo espacios y consiguiendo algunos cambios, pero no todos ni para todas. Nuestras vidas siguen marcadas por las desigualdades, por las violencias machistas, por la precariedad, por procesos de exclusión derivados de nuestros empleos, la expulsión de nuestras viviendas, el racismo, por la no corresponsabilidad ni de los hombres ni del Estado en los trabajos de cuidados”, sostiene el manifiesto.

Con estos argumentos, el 8M llama a la huelga feminista de 24 horas, “sabiendo que esto ni empieza ni acaba el 8 de marzo”, aunque sea “una propuesta abierta” en la que las mujeres encuentren una forma de participar.

Reivindica la lucha contra las violencias machistas, el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y vida, la justicia social, el trabajo digno, la vivienda, la salud, la educación, la soberanía alimentaria y la laicidad. Y este año coge especial fuerza el antirracismo.

“Este año nos unimos al grito global lanzado por las mujeres en Brasil, en EEUU, en Italia, en India y en otras partes del mundo frente a las reacciones patriarcales por el avance de las mujeres en el logro de nuestros derechos, y frente a una derecha y extrema derecha que nos ha situado a mujeres y migrantes como objetivo prioritario de su ofensivaultraliberal, racista y patriarcal”, señala el manifiesto elaborado por la Comisión Feminista 8 de Marzo-Madrid.

Además, se definen como un movimiento internacional diverso que “planta cara al orden patriarcal, racista, colonizador, capitalista ydepredador con el medio ambiente”. El texto enumera una serie de motivos para apoyar la huelga, entre entre los que constan los siguientes:

– “Para que podamos ser libres, para que se consideren las violencias machistas como una cuestión que atañe a toda la sociedad y se tengan en cuenta sus distintas causas y dimensiones”.

– “Para que la justicia nos crea y deje de aplicar una lógica patriarcal, para que se apliquen de forma efectiva las leyes contra las violencias machistas y se amplíen para incluir la violencia sexual”.

– “Para que la educación afectivo-sexual esté contemplada en el currículo escolar y sea integral, libre de estereotipos sexistas, racistas y LGTBIfóbicos”.

– “Para que el aborto esté fuera del Código Penal y se reconozca como un derecho de las mujeres y personas con capacidad de gestar a decidir sobre su cuerpo y su maternidad”.

– “Para romper con las fronteras, el racismo y la xenofobia que nos atraviesa y recorre toda la sociedad”.

– “Para garantizar nuestros derechos para todas las mujeres, así como un mundo donde nadie muera en el mar, sin muros, alambres, vallas, concertinas ni CIEs. Porque ningún ser humano es ilegal”.

– “Para que se visibilice y reconozca el valor y dignidad del trabajo doméstico y de cuidados que realizamos las mujeres, y los derechos de quienes los realizamos. Para que se asuma la corresponsabilidad por parte de todos los hombres, de la sociedad y del Estado”.

– “Para que se rompa la división sexual del trabajo que nos condena a la precariedad, la discriminación laboral y los trabajos peor pagados, no remunerados, invisibles e ilegales. Para crear alternativas para las trabajadoras migrantes en situación administrativa irregular”.

– “Para construir una economía sostenible, justa y solidaria que gestione los recursos naturales de forma pública y comunitaria, que esté en función de las necesidades humanas y no del beneficio capitalista”.

El manifiesto concluye destacando que esta propuesta”positiva” quiere que todas y todos, desde la diversidad, tengan “una vida digna”. “Defendemos una forma de convivir y lo queremos hacer todas, unidas, fortaleciendo nuestras alianzas con otros movimientos sociales”, señala.

“Así nos enfrentamos a quienes hacen su política desde la mentira y el desprecio a las mujeres, desde el miedo, el odio, la victimización y el resentimiento. Y en el proceso de reconocer, defender y ampliar nuestras libertades y derechos contraponemos la esperanza y desarrollamos lazos de apoyo y solidaridad entre todas. Frente al ‘nosotros primero’ planteamos ‘nosotras juntas'”, finaliza.