La pérdida de bosques persiste

DEFORESTACIÓN PROVOCADA POR LOS PRODUCTOS BÁSICOS

A pesar de los numerosos esfuerzos de gobiernos internacionales, corporaciones y conservacionistas para reducirlo, la tasa global de un tipo permanente de pérdida forestal conocida como ‘pérdida de bosques impulsada por productos básicos’ no ha cambiado desde 2001, según informa un nuevo estudio basado en mapas.

Los resultados del estudio no solo revelan los principales impulsores de la pérdida de bosques en todo el mundo, y dónde se está produciendo, sino que también sugieren que no todos los bosques que experimentan un cambio dramático son de hecho permanentemente alterados.

De todos modos, dicen los autores, los resultados indican que no se están implementando lo suficientemente rápido las políticas de deforestación cero como para cumplir los objetivos de 2020, según lo manifestado por varias corporaciones globales.

La pérdida de bosques es causada por varios factores diferentes. Algunos, como la deforestación impulsada por los productos básicos, que altera permanentemente la capacidad de un paisaje para producir bienes como en la agricultura o la minería, son permanentes. Otros, como la agricultura migratoria, la tala administrada o los incendios forestales, por ejemplo, no lo son.

Además, estos últimos tipos de pérdida forestal a menudo van seguidos del rebrote del bosque. Sin embargo, los datos sobre la deforestación mundial, como los que están públicamente disponibles en la ampliamente utilizada plataforma ‘Global Forest Watch’, no distinguen entre la pérdida permanente de bosques y otras formas temporales de perturbación forestal.

Según Phillip Curtis y sus colegas de la Universidad de Arkansas, en Estados Unidos, esto limita el uso de estos conjuntos de datos para identificar riesgos y responsabilidades de las empresas, de los cuales casi 450 se han comprometido a lograr deforestación cero en sus cadenas de suministro para 2020.

Para abordar la necesidad de contextualizar la pérdida de cobertura arbórea, Curtis y sus colegas desarrollaron un modelo para caracterizar y mapear las perturbaciones forestales mundiales usando imágenes satelitales de Google Earth de alta resolución entre 2001 y 2015. Sus resultados indican que aproximadamente el 27 por ciento de la pérdida forestal mundial puede atribuirse a la deforestación provocada por los productos básicos.

Además, los autores hallaron que la tasa de deforestación impulsada por los productos básicos, alrededor de 5 millones de hectáreas por año, se mantuvo estable durante el periodo de 15 años. Otros factores de pérdida se atribuyeron a la silvicultura (26 por ciento), la agricultura migratoria (24 por ciento), los incendios forestales (23 por ciento) y la urbanización (0,6 por ciento).