La Reina inaugura la 78ª Feria del Libro

300 actividades llenan de literatura El Retiro hasta el 16 de junio

La Reina inauguró la 78ª edición de la Feria del Libro de Madrid con el tradicional paseo entre puestos de los editores, que han entregado a Letizia obras de toda temática, desde una colección de libros explicando la política a niños hasta las ‘Cosas de España’ del hispanista Gerald Brenan.

A lo largo de más de una hora y media, la Reina visitó la feria en una jornada cargada de anécdotas. Inició el paseo con una comitiva en la que también estaban el ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, o la alcaldesa en funciones de Madrid, Manuela Carmena, además personalidades políticas de la República Dominicana, país invitado de esta edición.

Entre los primeros obsequios, los del Ministerio de Cultura, libros de autoras españolas como el ensayo de Anna Caballé sobre Concepción Arenal o la ‘Poesía reunida’ de Francisca Aguirre. Las mujeres escritoras han estado muy presentes en esta visita, por ejemplo con el obsequio de ‘Retablo’ de Marta Sanz en la editorial Páginas de Espuma o la obra ‘El ángel del olvido’ de Maja Haderlap de la editorial Periférica, entre otros.

En la parada en Media Vaca, su editor, Vicente Ferrer, ha entregado a Letizia la colección ‘Libros para mañana’, una serie de ejemplares escritos hace 40 años –y reeditados ahora con los mismos textos– y con títulos como ‘Así es la dictadura’ o ‘Cómo puede ser la democracia’. “Se trata de contar de manera sencilla la política a los más jóvenes”, ha explicado posteriormente Ferrer, destacando que es una colección para niños a partir de 7 años.

Después, en Fórcola, la Reina ha sido obsequiada con el libro ‘Cosas de España’, del hispanista Gerald Brenan, quien alcanzó el éxito con ‘Al sur de Granada’ y fue amigo de la familia Baroja. “Es un homenaje coral al arte y a la literatura española”, ha señalado el editor Javier Jiménez.

Las editoriales Anagrama y Tusquets han sido otras de las protagonistas del día, ya que ambas están de celebración de 50 aniversario y la monarca se ha acercado a ambos puestos. En Tusquets su editor Juan Cerezo se ha mostrado entusiasmado con la visita.

Como es habitual, una persona de la Casa Real se ha acercado a preguntarle por el precio de los ejemplares que se ha llevado la Reina, en el momento en que estaba atendiendo a la prensa. Cerezo ha respondido que no quería cobrar porque “ha sido muy bonito el momento, mostrando un conocimiento de muchos autores”.

Letizia se ha interesado por escritores como Haruki Murakami –le han entregado ‘La muerte del comendador’– o Milan Kundera y ha recibido libros como el de ‘Vetas profundas’, de Aramburu, o ‘Lluvia fina’, de Luis Landero.

HOULLEBECQ O ZIZEK, ENTRE SUS FAVORITOS

En Anagrama, se ha llevado el último de Alessandro Baricco, ‘The game’ y la edición especial de ‘Los girasoles ciegos’, entre otros. También ha confesado que el filósofo Zizek o el francés Michel Houellebecq son algunos de sus autores favoritos contemporáneos, reconociendo también con humor a los editores que el año pasado se llevó los cuentos completos de Nabokov y que todavía no los ha terminado.

En Planeta, otra de las paradas habituales, la Reina ha conversado con varios autores que la esperaban para entregarle su libro, como Javier Sierra, Rosa Montero –quien ha comentado a la monarca que lo que más le “gusta es hablar con los lectores”– o Elvira Lindo, a quien ha preguntado “por la familia” y por su actual lugar de residencia.

Pero Letizia, al igual que ha hecho en otros estands como los de Impedimenta o Periférica, ha tenido también palabras de aliento para los que atienden en las casetas. “Los autores van y vienen, pero vosotros venís aquí todos los días y eso hay que recordarlo”, ha señalado la Reina.

UN CARAMELO DE REGALO

La Reina, con una camisa blanca y una falda tipo vaquera, ha aguantado el fuerte calor que hacía a esas horas en el Parque del Retiro y ha saludado a algunos de los visitantes que querían conocerla.

Entre las notas divertidas del día, por ejemplo, está la del grupo de escolares que han regalado a la monarca un caramelo y con el que se ha detenido unos minutos para preguntarles por las notas del colegio.

También ha hecho un alto en el camino con un joven de 20 años en silla de ruedas, que iba acompañado por el científico Carlos López Otín y que quería saludar a la Reina. Mohamed Meki, que tiene una degeneración a nivel ósea, se ha mostrado ilusionado por el encuentro con la monarca, que se ha mostrado “muy simpática”.