La vacunación de alumnos de ESO y Bachillerato empezará antes del próximo curso

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que, de cumplirse las autorizaciones previstas por la Agencia Europea del Medicamento, podrían iniciar la vacunación de los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de Bachillerato “dos semanas antes del comienzo del curso académico”.

“Sin duda, un paso decisivo para la tan ansiada recuperación de la normalidad académica y social será la vacunación de nuestro alumnado”, ha señalado este sábado Sánchez en un acto en La Moncloa en homenaje a la comunidad educativa.

En este contexto, ha realizado una invitación formal a no solamente recuperar la normalidad que había antes de la pandemia, a no conformarse “con regresar al punto de partida”: “La comunidad educativa ha demostrado que la excelencia académica y educativa es un objetivo al alcance de España”.

Para el presidente del Ejecutivo, en España “hay alegría de vivir”, algo que, en sus palabras, “se nota en el conjunto de compatriotas”. “Vamos lanzados en la vacunación, vamos récord tras récord en las dosis que estamos administrando a lo largo de los días, vamos recuperando el empleo. Gracias a la comunidad educativa también ha sido posible”, ha celebrado.

En la misma línea, ha insistido en que España “está lanzada” y ha “puesto la directa” hacia una recuperación que, a su juicio, “tiene que ser justa y mucho más duradera”.

Con motivo del final del curso escolar, Sánchez ha recordado algo que los docentes “conocen muy bien”, que es lo que significa el verbo evaluar, que “es mucho más que juzgar”. “Significa poner en valor el esfuerzo realizado, apreciar los resultados en relación a las dificultades. El trabajo bien hecho, ese ejercicio de evaluación es el que estamos celebrando hoy en este acto”, ha precisado.

Por ello, ha reconocido “el esfuerzo” afrontado entre todos durante este curso académico, por lo que ha dado las gracias a la comunidad educativa y ha destacado la necesidad de “ser conscientes” del trabajo que han realizado en las aulas y en los hogares.

Así, Sánchez ha subrayado que frente “a la mayor calamidad en un siglo” la respuesta del sistema educativo “ha sido de matrícula de honor”. “Con las aulas de más de medio mundo cerradas a cal y canto, España ha sido uno de los pocos países del mundo que ha mantenido sus centros escolares abiertos”, ha dicho.

En este sentido, ha añadido que España ha mantenido el 99,8 por ciento de las aulas abiertas, las cuales “han funcionado con normalidad” durante la pandemia. “Somos uno de los pocos países que hemos logrado este hito. Solo hay tres centros de más de 29.000 que están cerrados, tan solo un poquito más del 0,01 por ciento”, ha celebrado.

“Nunca jamás nuestro sistema educativo se había sometido a una situación así, más de 8 millones de estudiantes tuvieron que afrontar un reto formidable de continuar su aprendizaje desde el confinamiento”, ha apuntado Sánchez, destacando que la respuesta de la comunidad educativa ante la pérdida de la presencialidad “ha sido ejemplar”.

Asimismo, Sánchez ha hecho hincapié en el “ingenio” de los docentes que hicieron “lo inimaginable” para dar continuidad a la educación de forma telemática y en que la “principal preocupación” del Gobierno fue “frenar las brechas de desigualdad digital, mediante medidas de apoyo”.

El presidente del Ejecutivo también ha resaltado la “gran coordinación” entre los gobiernos autonómicos y el Ministerio de Educación, que se ha reflejado en tres conferencias sectoriales y ha recordado a los 39.650 estudiantes de formación profesional de último año de especialidades sanitarias puestos a disposición del Sistema Nacional de Salud para combatir la pandemia.

 

EL PROFESORADO “VALIENTE Y GENEROSO” Y EL ALUMNADO DISCIPLINADO

Durante su intervención, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha señalado que la respuesta de la comunidad educativa ante la pandemia “ha sido emocionante” y que el profesorado ha sido “valiente y generoso”, el alumnado “disciplinado” en el cumplimiento de las medidas y las familias han sostenido “física y moralmente” el empeño.

“Los profesionales de la educación merecen nuestra profunda gratitud. Juntos hemos logrado que la pandemia no nos arrebate el futuro, hemos logrado mantener en pie el edificio de la educación”, ha sentenciado.

En sus palabras, los resultados de la ciencia “son impredecibles, pero la permanente tarea de la educación consiste en servir de andamiaje para afrontar los desafíos contemporáneos”. “La educación es el continuo humanista que sustenta todas y cada una de las transformaciones personales y sociales. La escuela no puede cerrar, ha de permanecer siempre abierta”, ha concluido.