Las bicis solo podrán circular en Madrid Río por el itinerario ciclista paralelo

LAS OBRAS COMIENZAN EL 1 DE OCTUBRE

Las bicicletas no podrán circular por Madrid Río fuera del itinerario ciclista paralelo cuyas obras de construcción arrancarán el 1 de octubre. El carril, de 8 kilómetros unirá los distritos de Arganzuela, Centro y Moncloa desde el Puente de los Franceses a la Plaza de Legazpi, y en paralelo a Madrid Río.

El Ayuntamiento considerará el carril actual de Madrid Río como área peatonal, de modo que quedará prohibido circular por él en bicicleta como recoge la ordenanza de Movilidad, con sus excepciones, ha avanzado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

Fuentes del área han confirmado que los trabajos de construcción del carril paralelo comenzarán “en breve”, concretamente el lunes 1 de octubre. En la actual senda del parque conviven la bicicleta y el peatón, lo que genera conflictos entre usuarios. Con esta actuación se separará la senda peatonal de la ciclista y aumentará así la seguridad.

La idea es poner en marcha un itinerario alternativo por el noreste al existir en esta margen una mayor concentración de destinos de máximo interés y una mayor continuidad de viario. El itinerario se adaptará a las necesidades de cada tramo mediante la construcción de carriles bici o ciclocarriles.

En el proyecto se ha optado por la tipología de ciclocarril en los tramos en los que por su configuración e intensidad de tráfico no es posible o necesaria la segregación (Avda. Valladolid, Paseo Virgen del Puerto, Paseo de la Florida y primer tramo de Paseo de los Melancólicos) y por carril bici bidireccional en las zonas de Paseo de Yeserías, Paseo de la Chopera y segundo tramo de Paseo de los Melancólicos, para unirlos así a los tramos ciclistas ya existentes en calle Toledo o Madrid Río.

La construcción del itinerario ciclista, cuyo presupuesto es de 3.977.696 millones, se enmarca dentro de las partidas previstas en las Inversiones Financieramente Sostenibles del Ayuntamiento de Madrid. Tiene un plazo de ejecución de seis meses.

Este itinerario complementa la Red Básica del Plan Director de Movilidad Ciclista, una red de ámbito municipal que conecta distritos y facilita la conexión y enlace con las zonas verdes y con los principales centros de actividad urbana como intercambiadores y estaciones.

En sintonía con el Plan A de Calidad del Aire y Cambio climático, el objetivo de esta intervención es también sumar kilómetros para que la bici sea cada vez más utilizada y promover su uso como medio de transporte alternativo y reducir las emisiones contaminantes.

Esta intervención se suma a los 32 kilómetros de nuevos itinerarios ciclistas realizados en 2017 en las calles de Santa Engracia, Marqués de Urquijo, Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, prolongación de Madrid Río por Aniceto Marinas hasta el Puente de los Franceses, avenida de los Toreros, Padilla, Maldonado, Juan Bravo, Eduardo Dato, Ayacucho, Aquitania, Arequipa, Gran Vía de Hortaleza, López de Hoyos, paseo Moret, Pintor Rosales, calle Toledo, Antonio Leyva, avenida Oporto y Eugenia de Montijo.

Además en 2017 se eliminó uno de los puntos negros de tráfico ciclista al crear una conexión entre Madrid, desde la calle Nuestra Señora de Valverde, con el carril bici de Colmenar Viejo, que discurre en paralelo a la M-607.