Les Luthiers regresan a España con ‘Viejos Hazmerreíres’

“Es mucho mejor que los espactáculos de youtube”

El grupo argentino Les Luthiers regresa a España, un país al que afirman tenerle “un cariño entrañable”, con la gira ‘Viejos Hazmerreíres’, una antología “muy especial” y “con humor” en la que se incluyen obras de los espectáculos más populares de sus más de 50 años de trayectoria y que contará con trece funciones en Madrid del 11 al 27 de octubre.

Así lo ha explicado a los medios uno de los integrantes de la banda, Carlos López, que ha puntualizado que en esta gira el grupo contará con la presencia Roberto Antier como sustituto de Marcos Mundstock, inactivo desde marzo de este año debido a una enfermedad de movilidad.

En este recopilatorio, de dos horas de duración, se incluyen obras de los espectáculos ‘Todo por lo que rías’, ‘Lutherías’, ‘Les luthiers unen canto con humor’, ‘El reir de los cantares’, ‘Los premios mastropiero’, ‘Lutherapia’ y ‘Por humor al arte’.

En este sentido, Antier ha señalado que el espectáculo, “renovado” y “mejorado”, contará con una ‘Radio Tertulia’ como hilo conductor que irá enlazando los distintos números musicales que componen ‘Viejos Hazmerreíres’ y que es la “marca de Les Luthiers en los últimos espectáculos”.

Asimismo, ha apuntado que comenzará con un duo entre dos periodistas que, a través de su charla, irán dando paso a numeros musicales como zarzuela, un cuarteto de baño, una actuación de jazz, una bossanova, una cumbia y un número final que conjuga “una gran cantidad de instrumentos históricos de Les Luthiers”.

Antier también ha aclarado que el recurso de la radio tertulia surgió en los años 80 y que, aunque los bloques son los mismos, se ha ido modificando con el paso del tiempo, incluyendo nuevos chistes y eliminando otros.

“El espectáculo va evolucionando según el sonido de la risa, que nos va guiando, un aprendizaje de muchos años. Tuvimos que ir descubriendo por qué la gente se reía o no se reía y con el paso del tiempo lo fuimos limando”, ha añadido Carlos López en este sentido.

 

UNA ‘BATERÍA DE COCINA’, NUEVO INSTRUMENTO DE LES LUTHIERS

 

Por otra parte, para Jorge Maronna, además de la incorporación de Antier, otro de los grandes cambios que presenta este espectáculo es la presencia de un nuevo instrumento: una “batería de cocina” hecha con sártenes, cacerolas y cucharas de madera.

Maronna ha aclarado que habrá “un gran número de instrumentos” desde el primer número hasta el último, entre los que destacan aquellos fabricados con artefactos sanitarios, como un asiento de inodoro, un ducha, un bidé y un calefactor; así como latines, tubófonos, cocinetas, pianos y tablas de lavar, protagonistas en el número de jazz que pone el broche final al espectáculo.

En esta línea, la banda ha explicado que cuentan con personas especialistas en el cuidado y el transporte de los instrumentos que viajan con ellos en cada gira y han puntualizado que los más grandes se desarman para adaptarlos a los tamaños de los container de los aviones.

Para este espectáculo, Les Luthiers trae ha traído a España desde Buenos Aires un total de 43 baúles, con un peso de cinco toneladas, con instrumentos.

Así, Tomás Mayer-Wolf ha adelantado que el espectáculo contará también con una exposición de los instrumentos en el hall de los teatros españoles que la banda visitará durante esta gira. En concreto, a las funciones de Madrid se sumarán las de Zaragoza, San Sebastián, Logroño, Pamplona, Bilbao y Vitoria, que tendrán lugar a partir de 2020.

 

“MEJOR EN DIRECTO QUE EN YOUTUBE”

 

A pesar de que este espectáculo se componga de obras que ya han sido estrenadas, el grupo percibe esta antología como “una obra compacta en sí misma” y asegura que, en su opinión, la gente prefiere verlos en el teatro “porque es mucho mejor que los espectáculos de youtube”.

“Es otro planeta ver la obra en directo. Por más que las obras hayan estado en espectáculos anteriores, constantemente se renuevan, se quitan chistes y se añaden otros”, ha apostillado Antier.

Por su parte, Horacio ‘Tato’ Turano ha señalado que la banda no utiliza escenografía, únicamente elementos que emplean para sentarse, un telón negro de fondo y una alfombra roja, al tiempo que ha destacado el papel del juego de luces en la dinámica del cambio de obra.