Los caballos del vino de Caravaca, Patrimonio Cultural de la Humanidad

La fiesta de Los caballos del vino, de Caravaca de la Cruz (Murcia), ya forma parte de la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La decisión ha sido adoptada en la tercera sesión del XV Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, reunido telemáticamente desde el lunes.

Los Caballos del Vino es una manifestación festiva en torno al caballo, que se celebra anualmente entre el 1 y el 3 de mayo en la localidad murciana. El acto central consiste en el recorrido de los caballos por las calles de la ciudad y su ascenso al castillo acompañados por cuatro caballistas a pie, según informaron fuentes del Ministerio de Cultura y Deporte en un comunicado.

El origen de esta tradición centenaria se remonta al siglo XVII y está ligado al traslado del vino al Castillo de Caravaca para el ritual del baño de la Vera Cruz en vino. Una de las peculiaridades de la fiesta es el cuidadoso enjaezamiento de los caballos con vestimentas confeccionadas expresamente para la ocasión, que incluyen piezas bordadas con seda, pedrería y canutillo de oro y plata, elaboradas a medida para cada animal.

 

DIECISIETE MANIFESTACIONES DE PATRIMONIO INMATERIAL

Con esta inscripción, España suma ya diecisiete manifestaciones culturales declaradas patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, además de contar con tres ejemplos incluidos en el Registro de Buenas Prácticas de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, un instrumento que reconoce las experiencias notables en programas, proyectos y actividades de salvaguarda de patrimonio cultural inmaterial para poder transmitirlas a otros países.

El pasado 20 de noviembre, el Consejo de Patrimonio Histórico seleccionó también una nueva candidatura, el Toque manual de campana, para proponer su futura inscripción en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

En la actualidad perviven en España más de treinta modos diferentes de esta modalidad de toque, un lenguaje sonoro que se ha mantenido a lo largo de los siglos como un medio de comunicación comunitario.

 

UNA CARRERA QUE SE INICIÓ HACE MÁS DE UNA DÉCADA

El Ayuntamiento de Caravaca ha destacado que la decisión ha sido adoptada al filo de las 15.30 horas de este miércoles en el XV Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, en el que por primera vez los países miembros y las candidaturas lo han hecho de forma telemática, con sede en París.

El alcalde de Caravaca de la Cruz, José Francisco García, ha participado en el comité y ha estado acompañado por el presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Fernando López Miras, quien ha querido desplazarse hasta Caravaca para seguir en directo el desarrollo del veredicto.

López Miras ha vivido lo que ha calificado como “un día histórico para Caravaca y toda la Región de Murcia, orgullosa de una expresión cultural tan singular y apasionante como cada una de las subidas de los caballos y que representa una de las imágenes más potentes que nuestra tierra ofrece a todo el mundo. Porque estas fiestas trascienden a cualquier ámbito espacial, temporal o cultural”.

“Estamos felices porque este 16 de diciembre marca un hito en la historia de Caravaca y porque este es un reconocimiento a tantas generaciones que, a lo largo de los siglos, han preservado una hermosa tradición llena de valores, una manifestación festiva y cultural que cada año nos emociona y nos hace vibrar con la llegada del mes de mayo”, ha expresado el alcalde, quien ha agradecido a todas las personas e instituciones el apoyo mostrado a la candidatura lo largo de estos diez años de trayectoria.

“Para Caravaca de la Cruz y para la Región supone un honor y una gran noticia alcanzar este reconocimiento y esta salvaguarda mundial, representando a España”, ha añadido García, quien ha agradecido a López Miras su iniciativa de venir hasta Caravaca para apoyar esta decisión y vivir en primera persona este momento “de gran trascendencia para todos los caravaqueños”.

Junto al presidente de la Comunidad y al alcalde, han conocido la noticia la hermana mayor de la Real e Ilustre Cofradía de la Vera Cruz, María del Carmen López, y el presidente del Bando de los Caballos del Vino, Francisco Javier Gallego, así como las amazonas del Bando, puesto que los Caballos del Vino son uno de los festejos que forman parte de las fiestas patronales de la Santísima y Vera Cruz, en el mes de mayo.

Los Caballos del Vino cumplen las características contenidas en el texto para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, ya que, en palabras del alcalde, “son un sentimiento colectivo, son mucho más que un divertimento, son más que una fiesta, significan más que eso. Son la expresión de nuestra identidad y de nuestra historia, fundamentadas en ritos ancestrales que han permanecido inalterables en los últimos siglos y que debemos salvaguardar de cualquier cosa que suponga una desvirtuarlas de su forma y sentido”.