Los hosteleros cántabros recurren la aplicación del pasaporte Covid

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha presentado un recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) contra la resolución de la Consejería de Sanidad del 3 de agosto, correspondiente a la ultima actualización semáforo Covid, según la cual subían de 19 a 27 los municipios en nivel de alerta 3, que es el nivel a partir del que Sanidad aplica el pasaporte Covid para acceder a interiores de locales.

El abogado de la AEHC, Jesús Vélez, ha explicado que la asociación no está de acuerdo con los criterios que está utilizando Sanidad en ese anexo y por lo tanto, ha recurrido y solicita medidas cautelarísimas contra la resolución de la Consejería.

Vélez ha indicado que los hosteleros no se han pronunciado sobre el pasaporte Covid porque creen que no es el momento. “Ni nos hemos metido con él ni hemos hecho ningún pronunciamiento porque ahora mismo no toca. Tocará cuando estemos en nivel 3”, ha subrayado.

Precisamente, lo que el sector “discute” es la aplicación del nivel 3 de alerta, en el que, a su juicio, “no estamos”.

Aunque no se refiere al pasaporte en el recurso, la AEHC cree que el documento es “muy recomendable en determinados casos y muy aconsejable, pero no es obligatorio; eso es lo que nosotros pensamos y argumentamos”, ha subrayado Vélez.

 

RECURSO PARA PRESERVAR EL TRABAJO Y LA SALUD

En su recurso, los hosteleros siguen la línea argumental del Tribunal Supremo cuando señala que “no bastan meras consideraciones de conveniencia, prudencia o precaución, sino que hay que acreditar que dichas medidas son indispensables para salvaguardar la salud publica”.

En este sentido, defienden que “no se trata de prohibir todo o disparar contra todo, sino de tener mas reflexión y cuidar el necesario equilibrio entre trabajo, economía, libertades y salud, como están haciendo algunas comunidades en las que estas medidas habituales en Cantabria nunca se han adoptado. De hecho Cantabria es la única que pretende hoy por hoy el cierre total de interiores en hostelería”, indican.

Un sector que, además, “ya ha contribuido enormemente a la lucha contra la pandemia” con las discotecas y ocio nocturno cerrados mas de 12 meses seguidos; las barras cerradas desde hace prácticamente un año; y dos de cada tres mesas retiradas del servicio por cuestión de aforos y distancias.

“Es decir lo que queda vivo en hostelería es 1/3 de interiores y las terrazas para los que puedan y para los días que no llueva, que son pocos este año”, señalan.

Además, se remiten al auto del TSJC del 4 de agosto porque el anexo publicado en la resolución que recurren tiene “prácticamente el mismo contenido y adolece exactamente de las mismas carencias” que el recurrido anteriormente.

Y entienden que la consideraciones del tribunal son aplicables a la resolución recurrida ahora “puesto que tiene idéntico contenido que lo dejado sin efecto cautelarmente”.

Así, en su fundamento tercero, la Sala señalaba que la determinación del nivel de alerta 3 en municipios “incurre en errores derivados del indudable incremento de la población en verano que no se mencionan en los informes facilitados por la Administración que motivan la calificación de los niveles de alerta y sus consiguientes efectos”.

También, que no se supera el canon de proporcionalidad o equilibrio en las consecuencias de la aplicación del nivel de alerta 3 al resultar alterados otras variables que inciden en la actividad hostelera como consecuencia de medidas sanitarias concurrentes como el toque de queda.

Igualmente, el auto indicaba que se ha producido una desviación del objetivo marcado en la resolución de 11 de mayo de 2021 de la que proviene esta medida de cierre del interior de los establecimientos que requiere un nuevo planteamiento a la luz de la jurisprudencia del TS.

Y manifestaba “la existencia de perjuicios irreparables derivados de la limitación de la actividad hostelera”.

Por todos estos motivos, la asociación solicita que se acuerde por procedimiento de urgencia la adopción de la medida cautelar de suspensión de vigencia del último semáforo Covid publicado el 3 de agosto.