Los teatros abrirán a mitad de junio

La delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, propone que los teatros madrileños implanten las “mismas medidas” de seguridad para reabrir a mediados del mes de junio en lugar de al inicio de la fase 2 (prevista inicialmente a partir del 25 de mayo) “para garantizar la seguridad de las compañías y del público”.

En este sentido, se está estudiando la preparación de una programación para poder abrir los teatros municipales a mediados del próximo mes de junio. Levy espera que el regreso a la actividad teatral de los teatros públicos vaya de la mano del resto las administraciones, Comunidad de Madrid e INAEM. “De esta manera, en lugar de abrir al inicio de la fase 2, lo retrasaríamos a mediados de junio”, ha señalado.

Así se ha dado a conocer tras la reunión entre el área y representantes del sector privado, Inaem, Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Asociación de Productores y Teatros de Madrid, MacoMad, La Red Española de Teatros, Stage Entertaiment y Som Produce.

A mediados de junio solo tienen programación posible el Teatro Español y Naves del Español en Matadero. Fernán Gómez y Price tenían ya unas obras de reforma previstas, y Conde Duque no tenía nada contratado.

La delegada considera “necesario” que todos los teatros públicos de Madrid implanten las mismas medidas de seguridad en su reapertura, “para testar la respuesta del público y ayudar, de esta manera, a los teatros privados a valorar su apertura en las mismas condiciones”.

Además, ha propuesto la creación de dos mesas de trabajo diferentes, que se coordinarán desde el Área. Una centrada en la agenda de apertura para lograr que los espectadores vuelvan a los teatros y así ayudar a que al tejido cultural pueda subir de nuevo el telón. Y otra, que se centrará en la elaboración de protocolo común para la reapertura que apueste por el riesgo sanitario asumible.

“Hemos de establecer un protocolo único con las medidas de prevención necesarias que den la seguridad al espectador de estar en un lugar de riesgo sanitario asumible”, ha declarado.

También quiere “evitar la desigualdad entre teatros públicos y privados, ya que estos últimos abrirían a pérdidas y podrían sumarse gastos adicionales como las mascarillas, si fueran obligatorias”.

El Ayuntamiento plantea que las administraciones públicas ayuden a sufragar los gastos derivados de las medidas de seguridad en los teatros privados, a través del Consorcio de Rehabilitación de Teatros, donde están representadas las tres administraciones. Se favorecería con este fondo medidas higiénicas para su apertura y paliarían los efectos de la grave situación que sufren al estar cerrados.