Los vinos madrileños se recuperan tras la pandemia

La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha mantenido una reunión con los productores de vino con denominación de origen madrileña para presentar los resultados en ventas de los últimos seis meses que han mejorado un 30% con respecto al año anterior gracias al aumento de las exportaciones.

Este encuentro ha tenido lugar en el Restaurante ‘El Reloj de Harry y Sally’, un pequeño local en la calle del Reloj, junto al Palacio Real. El hostelero que regenta este negocio, Juan Pozuelo, ha agradecido este gesto tras “10 meses cerrado por la pandemia”.

Uno de los principales temas que se han valorado positivamente en esta reunión ha sido el aumento en las exportaciones tras la reducción de aranceles promovida por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

En esta línea, los productores han señalado que empresas como Carrefour ahora contactan con los productores madrileños para interesarse por sus productos cuando antes “ni siquiera cogían el teléfono”.

En el primer semestre de este año se han comercializado casi 2.100.000 botellas lo que supone 479.000 más que el mismo periodo del 2020.

“Ahora los madrileños van a restaurante y piden un vino madrileño y eso es algo que nos ha costado”, ha señalado el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, Antonio Regullón, quien también ha asegurado que actualmente el turismo es escaso y principalmente nacional, algo que “permite sobrevivir pero no es suficiente”.

Entre otros detalles aportados por la Comunidad de Madrid en un comunicado, destaca la inversión de 10.000.000 euros para la modernización del sector agroalimentario en Madrid y también la firma de un convenio con Agroseguro para fomentar la contratación de estos servicios por parte de los agricultures madrileños.

A este acto ha acudido también el presidente del Instituto Madrileño de Investigación Y Desarrollo rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), Sergio López Vaquero, para acompañar a la consejera y mostrar su apoyo y compromiso con los productores madrileños.

 

APOYO AL TURISMO Y REFERENCIA INTERNACIONAL

En este encuentro se ha puesto de manifiesto también el beneficio del enoturismo para apoyar y complementar otros tipos de turismos. Paloma Martín ha apuntado la curiosidad del consumidor que “cada vez es más experto y prefiere un producto cercano.

En esta línea, Regullón ha indicado la preferencia del cliente norteamericano por “los vinos de parcela, vinos de zona” y en este sentido, la etiqueta que recientemente ha aprobado la Comunidad de Madrid permitirá aportar al consumidor más información en cuanto a la localización exacta, la latitud o el número de cepa, entre otros detalles, además de la clasificació como Vino de Altura, si procede.

Asimismo, la consejera ha asegurado que es importante contar la historia del producto y que al consumir vinos y aceite de madrid se ayuda a la agricultura de la región y se genera biodiversidad además de ayudar a prevenir incendios forestales.

Los bodegueros madrileños han sacado pecho al anunciar que un vino madrileño ha conseguido el primer puesto en un conocido certamen suizo en el que han participado más de 60 vinos españoles.

Por su parte, la consejera ha asegurado que Madrid es “la única capital de una nación que lleva su nombre en una denominación de origen” y esto ayuda a dar a conocer la ciudad a nivel mundial.

 

CATA CON TRES VINOS MADRILEÑOS

El primer vino es de esta cata ha sido un Malvar producido en el municipio madrileño de Colmenar de Oreja, en una bodega que destaca en el ecoturismo. Por su parte, este vino tiene la particularidad de haber conseguido volar con Iberia, “cuando las grandes aerolíneas apuestan por producto internacionales”, han indicado desde la organización.

El segundo producto de esta cata ha sido un vino de la zona de Bredos, en concreto un Albillo Real que se exporta a Estados Unidos y que, por lo tanto, se ha visto muy afectado por los aranceles en los últimos años. Este se produce con una uva de mesa o de postre recientemente se descubrió como una uva apta también para vino.

Por último, se ha degustado un vino bastante conocido, un Licinia, presentado por el dueño de esta bodega, Víctor Algora, y con una etiqueta que ha llamado mucho la atención a la consejera. El diseño de esta botella ha sido realizado por el pintor Paco Pepe Posada, creando una figura troquelada de corte abstracto pero muy reconocida por el consumidor ya que la botella no incluye el nombre de la marca.

La cata se ha acompañado con una especialidad de la taberna, una tortilla de patatas semicuajada de cocina fusión ya que las patatas proceden de América. Este plato se ha acompañada con un picadillo de tomate de Madrid de los que Martín ha destacado que son muy buenos y que ahora es época de tomates. “Un tomate más maduro, más pequeño y con más sabor” ha subrayado la consejera.