Luis Mateo Díez, Premio Nacional de las Letras Españolas

El escritor Luis Mateo Díez ha sido galardonado con el Premio Nacional de las Letras Españolas 2020 en reconocimiento a toda su obra literaria, tal y como ha informado el Ministerio de Cultura y Deporte. Este galardón está dotado con 40.000 euros.

El jurado ha destacado su “singularidad como escritor en diversos géneros”, que entiende como “heredera de una cultura oral en la que nace y de la que registra su progresiva desaparición”. “A ello se suman una técnica y un lenguaje poético de extraordinaria riqueza y una preocupación constante por la dimensión moral del ser humano”, ha añadido.

Díez, natural de Villablino (León) y licenciado en Derecho, participó entre 1963 y 1968 en la redacción de la revista poética ‘Claraboya’, época en la que aparecieron sus primeros poemas, que fueron reunidos en el libro ‘Señales de humo’.

Sin embargo, pronto se pasó a la ficción narrativa. Su primer libro de cuentos, ‘Memorial de hierbas’, apareció en 1973 y su primera novela, ‘Las estaciones provinciales’, casi diez años más tarde, en 1982.

A estas le han seguido otras, algunas de las cuales han obtenido prestigiosos premios como ‘La Fuente de la Edad’ (1986) o ‘La ruina del cielo’ (2000), ambas Premio Nacional de Narrativa y el Premio de la Crítica. En el año 2000 fue elegido miembro de la Real Academia Española.

El jurado ha estado presidido por María José Gálvez Salvador, directora general del Libro y Fomento de la Lectura y actuando como vicepresidenta Begoña Cerro Prada, subdirectora de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas.

 

“CORREN TIEMPOS A LA BAJA”

Luis Mateo Díez ha lamentado que los actuales tiempos “corren a la baja” y la sociedad está “tocada del ala”, debido tanto a unos políticos “de bajo calado” como a las consecuencias generadas por la pandemia de coronavirus.

“La desgracia universal se compagina entre determinados mandatarios que administran la política de bajo calado y a la vez en lo cotidiano: nos ha caído una epidemia impensable, que ha demostrado nuestra extrema fragilidad y lo poca cosa que somos”, ha lamentado el autor.

Precisamente, Díez ha reconocido que la pandemia le ha “tocado” y ha vivido estos últimos meses como algo “terrible”. “Tengo muertos cercanos, no soy de los que puede esconder esto porque ha sido terrible. Pienso que lo he sobrellevado como buenamente he podido, con sucesos trágicos, mucha disciplina y sentido del comportamiento”, ha añadido.

Uno de los rasgos de la literatura del académico es mostrar mundos cercanos a lo rural, un tema que preocupa al autor. “El futuro de la ‘España vacía’ es una España sin destino. Lo que está vacío es mucho más duro de lo que pensamos y decimos y creo que hay un destino de esta España hacia el olvido absoluto”, ha señalado.

El jurado ha destacado esa apuesta por la cultura oral que está “en progresiva desaparición” y que no encuentra en los nuevos medios de comunicación. “Por ejemplo, las redes sociales es un mundo al que no pertenezco y no me interesa, aunque sea un invento fascinante y maravilloso. Pero exige un tiempo que no tengo: mi tiempo no es el de las redes sociales, es otro distinto”, ha afirmado.

Díez, quien reconoce que la llamada del ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, le ha pillado “desprevenido”, se ha mostrado “contento” por el reconocimiento. “Cuando te llega un premio así al que no has tenido que optar me lo tomo como si fuera el agradecimiento de mis lectores”, ha señalado, para luego reconocer que todavía no ha pensado qué hacer con el dinero del galardón.