Madrid apuesta por consensuar a nivel nacional el uso de la mascarilla 

El consejero de Sanidad en funciones de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero, ha defendido que las decisiones sobre el uso de mascarilla en exteriores y la administración de dosis de vacunas contra el Covid-19 en otras comunidades autónomas en las que no se resida se deberían adoptar por consenso a nivel nacional.

El consejero se ha pronunciado así sobre estas cuestiones que serán abordadas por la Comisión de Salud Pública, donde está representado el Ministerio de Sanidad y las autonomías.

Respecto al uso de mascarilla en exteriores, Escudero ha condicionado cualquier decisión en este sentido a la situación epidemiológica en la Comunidad, que actualmente se sitúa en una incidencia acumulada a 14 días de poco más de 100 y de 40 a siete días, así como al avance del plan de vacunación, con 50% población diana con primera dosis y con el 30% de la población diana con pauta completa.

“Si estuviésemos en un horizonte del 50% de la población diana ya sería el momento de pensar en liberar la mascarilla, principalmente en espacios exteriores”, ha indicado el consejero en funciones, que apunta al mes de julio como horizonte para conseguirlo.

En cualquier caso, ha subrayado que es una decisión que se debería adoptar por consenso de las comunidades autónomas y con unos criterios homogéneos al entender que “debe ser una decisión de carácter nacional”. “Puesto que la incidencia acumulada están en cifras muy parecidas en todas las Comunidades Autónomas, tendría mucho sentido responder como Sistema Nacional de Salud que somos”, ha explicado.

Sobre este punto, ha vuelto a reiterar que este tipo de medidas no se adopte por parte de los técnicos y sean tomadas por políticos. “No tiene sentido que decisiones que son de carácter técnico o científico se tomen por votación; se tendrán que tomar por consenso de los expertos en la materia y no por el peso político que tengan las comunidades autónomas como ha ocurrido hasta ahora”, ha indicado.

También ha abogado por una decisión a nivel nacional en cuanto a la vacunación de los desplazados, punto sobre el que ha defendido que sería “más sencillo” si el sistema de citación para estas personas se pudiese realizar de manera coordinada desde el Ministerio de Sanidad

“Sería muy bueno y muy previsible para todas estas personas”, ha aclarado el consejero, que ha precisado que sería tanto para primeras como para segundas dosis.

“Somos un Sistema Nacional de Salud y yo creo que la equidad y acceso al sistema tiene que producirse independientemente de donde uno resida o donde por circunstancias vaya a estar. Todos deberíamos actuar de manera coordinada que es lo que mejor van a entender los españoles”, ha concretado.

En la misma línea, ha recordado que la Comunidad de Madrid ya está administrando vacunas para desplazados y ha asegurado que otras regiones podrían hacer lo mismo. Aunque se recomienda completar la pauta dentro de la misma región, ha explicado, se entiende que ha “situaciones excepcionales” que hay que contemplar y a las que hay que “dar esa respuesta”.

 

CITACIÓN DE TREINTAÑEROS

Respecto al avance de la vacunación en la Comunidad de Madrid, el consejero en funciones ha reiterado la intención de abrir la vacunación de los madrileños con edades comprendidas entre 30 y 39 años en un plazo de “dos semanas y media o tres”

En esta línea, ha recordado que el gobierno regional ampliará el sistema de autocitación para que “cada madrileño pueda elegir cuándo y dónde” y también se han ampliado los puntos de vacunación, con la incorporación de 14 nuevos hospitales esta misma semana.

“Si el ritmo de vacunación continúa como va siendo hoy, que estamos sobre las 50.000 vacunas diarias, calculamos que de ahora en tres semanas o dos semanas y media podríamos empezar con otra franja de edad”, ha puntualizado.

En cualquier caso, ha incidido en que dependerá del nivel de recepción de vacunas, que de momento va a buen ritmo, con Pfizer y Moderna como más utilizadas y AstraZeneca y Janssen con los condicionantes propios de los tramos de edad. “Vacunar, vacunar y vacunar”, ese es el objetivo.