Madrid conmemora el centenario del nacimiento de ‘El Bailarín’

Primer artista español que actuó tras el telón de acero en plena Guerra Fría

La Comunidad de Madrid conmemorará el centenario del nacimiento del artista Antonio Ruiz Soler con la exposición ‘El Bailarín’, una muestra que permitirá descubrir escritos inéditos como una inconclusa autobiografía escrita de su puño y letra.

Una exposición virtual a través de los documentos textuales y fotográficos del Archivo Regional en los que se ahonda en la vida profesional y personal del maestro de la danza, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Estos escritos y fotografías permiten descubrir su personalidad y sus cualidades como bailaor, coreógrafo y director artístico. El Fondo Antonio Ruiz Soler, ‘Antonio el Bailarín’, custodiado en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid desde el año 2001, está compuesto por material de marcado carácter personal que se complementa con imágenes de los fondos fotográficos Cristóbal Portillo, Gerardo Contreras y Martín Santos Yubero.

Los más de 35 documentos que se exhiben pueden consultarse en el catálogo que se expone en el Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid www.madrid.org/archivos/index.php/actividades/exposiciones-v….

 

GIRAS INTERNACIONALES: DE EEUU A LA URSS

Los tres primeros apartados, de los nueve en los que se estructura la muestra, exponen la trayectoria internacional de Antonio. Durante los primeros treinta años de carrera formó pareja artística con Rosario y sus espectáculos recorrieron más de medio mundo.

Ambos realizaron multitud de giras por países de Europa, Sudamérica y Estados Unidos. Precisamente, y producto de sus continuas estancias profesionales en diversas ciudades americanas, la exposición virtual incluye su cartilla bancaria y su carné de identificación para acceder a los estudios Warner Bros de Hollywood.

Antonio se convirtió en el primer artista español que actuó tras el telón de acero en plena Guerra Fría, cuando no existían relaciones diplomáticas entre España y la URSS. Otro de los apartados más “llamativos” del catálogo relata el “escandaloso” episodio ocurrido en 1973, que supuso el ingreso en prisión del artista, acusado de blasfemia tras proferir un exabrupto de tinte religioso durante el rodaje de la película El sombrero de tres picos, que se estaba llevando a cabo en la plaza de Arcos de la Frontera (Cádiz).

Los documentos del Archivo Regional de la Comunidad de Madrid reflejan cómo ‘el Bailarín’ terminó entre rejas y las gestiones realizadas para intentar, en primer lugar, que no se ejecutara la pena y, posteriormente, que se le indultara.