Madrid considera “autoritaria” la aplicación del estado de alarma

La consejera de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Eugenia Carballedo, ha reconocido que “nadie puede estar orgulloso de lo que está pasando”. Ha considerado que “el dialogo era necesario desde hace meses” y que el estado de alarma se ha dictado “de una forma un tanto autoritaria” por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Tomar medidas desproporcionadas e injustas no beneficia a la Comunidad, ha dicho.

En declaraciones a los medios en un acto en recuerdo del diseñador gráfico y escultor José María Cruz Novillo, Carballedo ha manifestado que el estado de alarma “es fruto de la imposición”, ha expresado que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, habló con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para “hacerle entender” que debían establecer un dialogo para alcanzar un acuerdo.

 

AYUSO OFRECÍA UNA ESTRATEGIA CON CRITERIOS TÉCNICOS Y SANITARIOS

Asimismo, ha destacado que el viernes la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, contactó con Sánchez para explicar su estrategia para los futuros 15 días basada en “criterios técnicos y sanitarios”. Carballedo ha tachado al presidente de entrar “en un terreno partidista, político y de imposición” y ha reconocido entender, en base a estos motivos, “por qué no ha querido dialogar”.

Por otro lado, ha afirmado que el Gobierno regional trabaja con la decisión de acabar con el virus y es por esto que se ha dictado la orden de restringir la movilidad en siete zonas básicas de salud que no están afectadas por el estado de alarma, al ser municipios más pequeños de 100.000 habitantes.

Así, las zonas de Villa de Prado, Humanes de Madrid y Reyes Católicos (en San Sebastián de los Reyes), que estaban en vigor, se le suman las áreas básicas de Arganda del Rey (Arganda del Rey), Sierra de Guadarrama (Collado Villalba), Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo), y Valleaguado (Coslada).

“Vamos a llevar test de antígenos, que hemos comprado cinco millones, y a detectar cuáles son los pacientes asintomáticos susceptibles de contagiar sin saberlo, y vamos a pedirles a estos vecinos que restrinjan sus desplazamientos”, ha añadido.

En este sentido, ha considerado que la estrategia que está usando la Comunidad de Madrid “da resultados” y que la situación “está mejorando” ya que la media de índice acumulado ahora es de 526 casos, “cifras cercanas a los 500 que pretende el señor Sánchez”.

 

FALTA DE DIÁLOGO ENTRE LAS INSTITUCIONES

La consejera de Presidencia ha criticado que el presidente del Gobierno “no se ha dignado a recibir” a Ayuso, mientras la presidenta regional “necesitaba ayuda” y ha apostillado que él es quien tiene competencias para crear un marco legal normativo donde las Comunidades Autónomas sepan cuales son sus competencias.

“Hace meses deberíamos estar sentados hablando y Sánchez tendría que haberse ocupados de las reivindicaciones y peticiones que le estaba haciendo tanto la presidenta de la Comunidad como otros presidentes autonómicos”, ha declarado Carballedo.

Por otro lado, ha lamentado el confinamiento de los 21 distritos de la capital “a las bravas” y “sin pararse a ver dónde es necesario y dónde no” aplicar una medida que supone “perder empleos, que los comerciantes echen el cierre y que los taxistas vayan sin pasajeros”.

Así, respecto a las palabras de Illa hacia Ayuso en las que criticaba a la presidenta de “cruzarse de brazos” y “no hacer nada”, Carballedo las ha considerado como “una amenaza más” y ha destacado que “desde el minuto uno siempre han sido amenazas tras amenazas”.

 

FUTURO Y EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA

Sin embargo, la consejera ha afirmado que van a “acatar” estas medidas que han impuesto ya que son “un Gobierno serio”, pero ha apuntado que si se quiere dar un buen servicio a la ciudadanía, las administraciones deben “dialogar y acordar” no sólo con el presidente de la nación, sino también con los Ayuntamientos.

“Estamos reuniéndonos con los alcaldes que se ven mas afectados. Ayer con el consejero de Administración Territorial estuvimos dos horas hablando con los alcaldes y pudieron dialogar también con el viceconsejero de Sanidad (Antonio Zapatero), con la directora general de Salud Pública (Elena Andradas), y con el director general de Economía (Rodrigo Tilve)”, ha expuesto.

Respecto a la situación sanitaria de dentro de 15 días cuando termine el estado de alarma, Carballedo ha asegurado tener “certezas” de que la situación habrá mejorado y que si a día de hoy no considera necesario aplicar esta fórmula, pasadas dos semanas lo creerá “con más razón”.

“Vamos a dar día a día los datos objetivos que van a hacer entender a alguien que quiera ver con objetividad la situación epidemiológica de Madrid. Cada día nosotros trabajamos y tenemos conocimiento real de cómo está la situación de todas las zonas básicas de salud”, ha indicado.

Finalmente, ha precisado que van a darle a Sánchez “razones objetivas y técnicas” para que reduzca la situación y “no insista en este hostigamiento” contra la región. “Tomar medidas desproporcionadas, arbitrarias e injustas no está beneficiando a la Comunidad de Madrid”, ha concluido.