Madrid incluirá en violencia de género a familiares de las víctimas

Y A LAS MUJERES QUE SUFRAN VIOLENCIA SEXUAL

El Ayuntamiento de Madrid ampliará en su protocolo de actuación la condición de víctima de violencia de género a las víctimas indirectas, como familiares y amigos y amigas asesinados (como en el caso de Sergio Morate en Cuenca, que asesinó a su expareja y a una amiga pero esta última no es reconocida como víctima de violencia de género), menores, víctimas de la violencia sexual (como Diana Quer, tampoco considerada víctima de violencia de género) y prostitutas o víctimas de trata asesinadas en el ejercicio de la prostitución.

Para todas ellas se crearán comités de crisis dentro del protocolo municipal. La iniciativa, presentada por Ahora Madrid y PSOE, ha salido adelante en el Pleno de Cibeles con los votos de todos los grupos municipales.

 

La delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, ha explicado que la Ley integral contra la Violencia Machista sólo reconoce como víctimas de violencia machista a mujeres que han sido asesinadas en el marco de una relación de pareja o de expareja. Posteriormente a la aplicación de esta ley, todos los acuerdos internacionales han ampliado el concepto de violencia contra las mujeres y han introducido otros casos.

 

“El Pacto de Estado reconoce la ampliación de este concepto contra la violencia contra la mujer pero el Ayuntamiento tiene que adaptar el protocolo municipal al Convenio de Estambul y exigir al gobierno que modifique la legislación vigente para que Ley de Violencia de Género integre todos esos casos que a día de hoy están fuera de ese recconocimiento integral como víctimas”, ha señalado Mayer.

 

En un encuentro con periodistas, Mayer ha aclarado que también se incluirán como víctimas indirectas a hombres, como puede ser la actual pareja de una mujer asesinada. Introducir estos cambios en el protocolo supone actualizar la contabilidad oficial a la realidad dado que muchas víctimas asesinadas por violencia de género no entran en las estadísticas oficiales. “Se minimiza la realidad”, ha lamentado.

 

Atenderlas como víctimas de género supondrá que no sean identificadas como víctimas de “crímenes comunes de asesinato” dado que requieren reconocimiento institucional como víctima de violencia de género, profesionales especializados y juzgados específicos, con todo el protocolo adaptado a la cuestión de género.

 

Con esta adaptación, el protocolo municipal ofrecerá a las víctimas indirectas intervención integral, políticas de reparación, reconocimiento y asistencia de mano de los comités de crisis para todos los casos que no están incluidos en la ley.

 

La concejala del PP Beatriz Elorriaga ha explicado el voto de su grupo después de reafirmar la postura que tienen sobre violencia de género, con “tolerancia cero”. Después de plantear que “también hay hombres víctimas de violencia de género” y que se necesita reflexionar sobre esto, la edil ha destacado que el Convenio de Estambul fue ratificado por España en 2014 y que Madrid demanda una Estrategia por la Igualdad desde el Ayuntamiento, reivindicación aplaudida por las bancadas de PP y Cs.

 

Mayer le ha avanzado que irá a Junta de Gobierno la próxima semana y que el Plan de Trata ya está en vigor. La socialista Erika Rodríguez ha demandado más recursos al Gobierno central, en dirección a la bancada popular.