‘Picasso íbero’, en Santander

El Centro Botín expone desde este mes de mayo al 12 de septiembre la exposición ‘Picasso íbero’, sobre la influencia del arte de los íberos en el trabajo del pintor malagueño y que mostrará, por primera vez en España, obras maestras de la colección de arte íbero del Museo del Louvre, una de las más importantes del mundo.

La muestra, producida en colaboración con el Musée national Picasso-París, también cuenta con grandes aportaciones de la familia Picasso, así como con obras del Museo Picasso de Málaga, del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Con respecto al arte íbero, los préstamos del Museo Arqueológico Nacional se complementan con los de los museos de Jaén, Albacete, Elche y Valencia, entre otros.

Con todo ello, ‘Picasso íbero’ pretende “estudiar las riquezas de ese diálogo fértil” que va desde el período íbero, a través de los desarrollos determinantes que llevaron a Picasso de la etapa rosa a ‘Les Demoiselles d’Avignon’, hasta las obras en las que resuenan -formal o conceptualmente- los grandes temas del arte íbero, sus características y prácticas.

Es primera vez que se reúnan en una exposición tal número de piezas arqueológicas para, a través de ellas, poder descubrir la diversidad del arte íbero valiéndose tanto de esculturas de piedra de gran formato como de objetos culturales de bronce y cerámica pintada. La presentación de esas obras se relacionará con Picasso, ilustrando así las numerosas conexiones existentes.

La muestra, comisariada por Cécile Godefroy y Roberto Ontañón, incluye también obras de colecciones públicas y privadas para ofrecer, en su conjunto, una notable representación de obras del artista, desde su juventud hasta sus últimos años.

Cuenta con la participación de los mayores expertos en arte íbero a nivel internacional, todo ello bajo la dirección científica de Pierre Rouillard y Hélène Le Meaux, junto al asesoramiento de Teresa Chapa Brunet, Alicia Rodero Riaza y Rubi Sanz Gamo.

Además, esta cita brindará la oportunidad de reflexionar sobre las posibles influencias del arte íbero en la obra de Picasso y sus contemporáneos, o sobre cómo el descubrimiento de un arte autóctono, contemporáneo del cuestionamiento de distintas formas de academicismo, fomentó la formación de una identidad y un lenguaje artístico excepcionales.

Con la exposición ‘Picasso íbero’, el centro de arte de Santander mantiene su apuesta por dar a conocer aspectos menos conocidos del trabajo de un gran maestro del arte moderno, como ya hiciera con Joan Miró o Alexander Calder.