Posteguillo: “Encontré una mujer que intenta vivir en un mundo de hombres”

‘Yo, Julia’ y ‘Un mar violeta oscuro’, las novelas del ganador y de la finalista del premio Planeta 2018, ya están a la venta

El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, ha presentado en Madrid junto con la presentadora de Noticias 1, Sandra Golpe, las novelas ganadora y finalista del Premio Planeta 2018, ‘Yo, Julia’, de Santiago Posteguillo, y ‘Un mar violeta oscuro’, de Ayanta Barilli, respectivamente, dos historias que hablan de mujeres, en un acto celebrado en el Instituto Cervantes.

Posteguillo , el autor español de novela histórica más vendido, con dos trilogías de novelas ambientadas en el imperio romano, una sobre Escipión y Aníbal, y otra sobre Trajano, ha recordado que quería encontrar un personaje femenino ya que “la Historia está escrita por los hombres y los hombres se han centrado en contar la historia de los hombres”.

“Me puse a buscar y encontré a Julia, un personaje fascinante, una mujer que hace dos viajes en su vida: intentar entenderse a sí misma y vivir en un mundo de hombres”, ha indicado el novelista, que rescata en esta novela la memoria de la emperatriz más poderosa de la antigua Roma, una mujer que transformó su entorno y cambió el curso de la historia.

La finalista del Planeta, Ayanta Barilli, ambienta también su novela en Roma, una historia sobre la memoria, la pérdida, la culpa y el amor protagonizada por una saga de mujeres, las de su propia familia, que son víctimas de sus silencios.

Mujeres que tienen en común sus relaciones problemáticas con los hombres, la enfermedad del cáncer y el ser unas adelantadas a su tiempo, ha explicado Barilli (Roma, 1969), que empleó cinco años en escribir “Un mar de violeta oscuro”, su primera novela, a partir de los diarios de su madre.

“He tenido la fortuna de tener una familia escritora tanto en España como en Italia”, ha explicado Barilli, hija de Fernando Sánchez Dragó, y ha destacado que las familias “siempre dejan rastros y si uno se pone a buscar, encuentra”.

Aunque siempre había querido escribir sobre la familia, decidió comenzar la novela cuando murió su abuela y, en los papeleos de la funeraria, no fue capaz de dar el nombre de su bisabuelo, al que siempre habían llamado Belcebú. Empezó a investigar porque comprendió que había muchas cosas de su familia que desconocía.

El presidente de Planeta ha destacado el récord de novelas que concurrieron a la última edición del premio, con 643 originales presentados, y ha dicho que desde su creación en 1952 se han vendido 43,5 millones de ejemplares de las novelas galardonadas de tal forma que, si se dividen entre los 18,5 millones de hogares que hay en España, se puede decir que en cada casa hay 2,5 ejemplares de una obra ganadora o finalista del Planeta.

José Creuheras ha destacado además la calidad de estas obras y asegura que “van a sacar muchas horas de sueño porque son de esas novelas que uno no puede dejar de leer”.

Además, subraya la importancia de que estas dos obras hablen sobre mujeres: “Para nuestro catálogo es un grandísimo honor tener estas dos novelas”.