Promocionan once ‘Villas de Madrid’

Por la riqueza de su patrimonio cultural

Un total de once localidades de la Comunidad de Madrid han sido elegidas para formar parte de ‘Villas de Madrid’, un programa con el cual el Gobierno regional quiere promocionarlas por la riqueza de su patrimonio cultural.

Con este programa, se quiere “diversificar el flujo de turistas” a municipios con menos turistas y de menos de 20.000 habitantes, que, aunque no sean tan conocidas, cuenten con “atractivos patrimoniales y turísticos”. Por ello, las localidades elegidas han sido Manzanares El Real, Patones, San Martín de Valdeiglesias, Torrelaguna, Villarejo de Salvanés, Buitrago del Lozoya, Chinchón, Colmenar de Oreja, Navalcarnero, Nuevo Baztán y Rascafría.

La decisión tomada por el Gobierno regional se ha motivado en el valor reconocido del patrimonio de estas zonas, ya que han conservado su “autenticidad rural” y tienen infraestructuras turísticas que las han convertido en “destinos de calidad”.

No obstante, para ser una ‘Villa de Madrid’, los municipios deben cumplir con unos requisitos como tener una política de turismo local o comarcal con la que se haya desarrollado un plan de dinamización turística, equipamientos de alojamiento y hostelería o pertenecer a un sistema de calidad como el Sistema Integral de Calidad Turística Española en Destinos (SICTED).

Para la región, el sector del turismo ha supuesto en los últimos años el 7 por ciento del PIB. Por este motivo, el Gobierno autonómico tiene el fin de convertir a la Comunidad de Madrid en una “capital cultural” y “un destino turístico de referencia” para turistas internacionales a través de un “turismo de calidad, sostenible y accesible” que incluya museos, teatros, eventos deportivos o conciertos.