ReMad, un ‘rastrillo’ para el intercambio de objetos

Los madrileños podrán dar una segunda vida a sus enseres

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado ReMad, un sistema diseñado para el intercambio de objetos de los que las personas se quieren deshacer pero que pueden tener un nuevo uso. Así, en los 16 puntos fijos de la capital se encuentra un contenedor ReMad en el que depositar y poder hacerse con los enseres.

Así lo ha indicado la subdirectora general de Recogida de Residuos, Lidia Navarro, quien desde el punto limpio de Arganzuela y junto al delegado de Medio Ambiente, Borja Carabante, ha explicado que “el dueño del objeto puede inscribirlo en la web de ReMad y entregarlo en uno de los puntos limpios”. Una vez validado dicho objeto se cuelga en la plataforma para que cualquier usuario sepa de su existencia.

Por cada entrega de un objeto, se reciben 100 puntos. Estos puntos, a su vez, permiten retirar objetos que han entregado otros usuarios, por lo que se descuentan 50 puntos. Solo por la inscripción ya se obtienen 100 puntos. Una vez realizada la reserva dispones de 7 días naturales para recoger el objeto en el centro ReMAD donde se encuentre.

Se trata de “una plataforma para minimizar el residuo y fomentar la economía circular”. Desde el 1 de julio el sistema ya ha recibido 1.100 objetos, la mayoría libros y material de puericultura. También se pueden llegar a depositar electrodomésticos pequeños “pero no entran en el sistema porque no se puede aceptar que tenga garantía”. Con ellos se hace después un tratamiento para la reutilización.

Entre los objetos ya depositados se encuentran un ‘Hundir la flota’, un patinete, una guitarra española. No se admiten objetos como ropa y calzado, objetos eléctricos y grandes electrodomésticos, alimentos y bebidas, plantas.

Carabante ha animado a los ciudadanos a reciclar de este modo “tan fácil, amable y accesible”. Ha recordado que la lucha contra la contaminación será una de las banderas del nuevo Gobierno municipal. “Nuestra prioridad es implantar en toda la ciudad un modelo que palie los efectos de la contaminación de forma eficaz, ambiciosa y global”, ha declarado.

ReMad cuenta con 236 usuarios registrados. Este servicio se puso en marcha como proyecto piloto en 2016 a través de Ferrovial, que hizo la propuesta al Ayuntamiento.