Sánchez anuncia una subida inmediata del SMI aunque provoque más paro

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha remarcado la voluntad del Gobierno de abordar una “subida inmediata” del salario mínimo interprofesional (SMI) para lo que queda de año y continuar con el compromiso electoral de que alcance a final de legislatura el 60% del salario medio. Al Gobierno no le preocupan las consecuencias negativas en autónomos y pymes, que pueden verse obligados a despedir personal para ajustar la supervivencia a costa del esfuerzo económico de subir salarios por ley.

Este mismo miércoles, el Ministerio de Trabajo y los representantes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme se reúnen para iniciar las negociaciones sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que se encuentra ahora en 950 euros mensuales y que el Gobierno se ha comprometido a que alcance el 60% del salario medio en esta legislatura.

Sánchez ha arrancado el curso político este miércoles desgranando los planes del Ejecutivo y priorizando la consolidación de la recuperación económica para que ésta llegue a “todos los bolsillos” y sea “justa”.

Durante su discurso, el presidente ha asegurado que España va recuperar los niveles de prepandemia en 2022, aunque ha adelantado que esta recuperación vendrá acompañada de un alza de precios en EEUU y la Unión Europea, por lo que ha mostrado la voluntad del Gobierno de continuar con los estímulos.

 

PRECIOS DE LUZ DESBOCADOS

Sánchez ha afirmado que el Gobierno “se hace cargo de la preocupación social” provocada por la escalada de la factura eléctrica y que por ello “actuará hasta solucionar el alza de los precios”, pero que lo hará “siempre dentro del marco regulatorio europeo”.

Así, en su comparecencia, el presidente se ha detenido en “la compleja situación del sector energético y la evolución del mercado mayorista”, a la cual, ha dicho, no es posible “dar una única respuesta, sino una agenda reformista, con medidas coyunturales, estructurales y también con un compromiso inequívoco de protección social hacia aquellos consumidores más vulnerables”.

Sánchez ha defendido la rebaja temporal de impuestos acometida por el Gobierno y ha pedido una “tramitación rápida” en las Cortes para las reformas legales aprobadas para rebajar la factura.

Defendiendo las medidas ya acometidas, como la rebaja temporal del IVA al 10% sobre la factura, o la suspensión temporal del Impuesto sobre la generación que pagan las eléctricas, Sánchez ha subrayado que el Gobierno va “a seguir actuando”, pero “siempre dentro del marco regulatorio europeo”.

En este sentido, ha recogido las medidas avanzadas en el Congreso por su vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre dar mayor estabilidad a la tarifa regulada PVPC, e impulsar un debate en la Unión Europea sobre “la adaptación de las reglas de mercado”.

Y es que, pese a la exigencia de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, de establecer precios máximos a la energía hidráulica y fijos a la nuclear, Ribera aludió a una “prohibición expresa” en el derecho europeo a esta clase de intervenciones en el mercado.

Por otro lado, Sánchez ha saludado la posibilidad de que el Congreso inicie una comisión para estudiar el mercado eléctrico y, a partir de la escucha de expertos, pueda elaborar recomendaciones para su reforma. “Nosotros damos la bienvenida a esta comisión. Escuchar, debatir, acordar y actuar son cuatro verbos con los que el Ejecutivo se siente total y absolutamente comprometido”, ha dicho.

Todo ello tras la propuesta de Más País-Equo y Nueva Canarias de iniciar una comisión de investigación la semana pasada y que Ribera este lunes celebró, eso sí, en forma de comisión de estudio.