Sanidad ordena retirar miles de mascarillas fallidas

Trabajo avisa de que las mascarillas ‘Garry Galaxy’ no cumplen con los requisitos europeos.

El Ministerio de Sanidad ha ordenado la retirada un lote de más de 100.000 mascarillas defectuosas que se habían repartido a varias autonomías, después de hacerles pruebas que han determinado que no “cumplen” los criterios para proteger a los profesionales sanitarios de la posible penetración del coronavirus.

En un correo fechado en la noche del miércoles, la directora general de Farmacia del Ministerio de Sanidad, Patricia Lacruz, pide a las autonomías que procedan “a la retirada inmediata de todas las mascarillas”, tras constatarse el error y que no funcionan, según informa elmundo citando fuentes de las autonomías.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha avisado, tras realizar un análisis solicitado por el Hospital Universitari Parc Taulí de Barcelona, que las mascarillas ‘Garry Galaxy’, en envoltorio de color verde, no cumplen con ninguna clasificación indicada en la norma ‘UNE-EN 149:2001+A1:2010’.

El embalaje de estas mascarillas, según ha informado el departamento ministerial, lleva marcado N95 y código de barras 6 972306 630042. Se trata de una mascarilla autofiltrante, plegada, con pinza nasal, con arnés de cabeza consistente en cintas elásticas que pasan por detrás de las orejas.

Por el contrario, ha señalado que otra mascarilla sin identificación, sin envoltorio (suelta) y no lleva ningún tipo de marcado, sí cumple con los requisitos para ser considerada como FFP2. Para verificar la diferencia se han realizado también los ensayos de resistencia a la respiración y se comprueba la coherencia con los resultados obtenidos en penetración.

 

FILTRANTE
Ese tipo de mascarillas, de alta calidad, debe tener un nivel de penetración de “material filtrante” menor al 6%, y en las pruebas realizadas a estas mascarillas el porcentaje superó el 18%, el 27% y el 29%, en las muestras analizadas por el Ministerio de Trabajo. El informe detalla que se trata de una mascarilla “autofiltrante, plegada, con pinza nasal, con arnés de cabeza consistente en cintas elásticas que pasan por detrás de las orejas”, y aporta imágenes de la misma. El otro modelo ni siquiera lleva envoltorio. El análisis del Ministerio de Trabajo -realizado en la sede sevillana del Centro Nacional de Medios de Protección- concluye, “a la vista de los resultados obtenidos de los ensayos realizados sobre los equipos recibidos”, que son dos tipos de mascarillas de la misma empresa, lo siguiente: “Se trata de dos mascarillas de apariencia similar pero con niveles de protección muy distintos. El modelo 1 no cumple con ninguna clasificación indicada en la norma UNE-EN 149:2001+A1:2010”. “Para verificar la diferencia se han realizado también los ensayos de resistencia a la respiración y se comprueba la coherencia con los resultados obtenidos en penetración”, añade.

Castilla-La Mancha ya ha retirado e inmovilizado los productos existentes en los centros sanitarios. “Estas mascarillas inmovilizadas, que se han distribuido desde el propio Ministerio a distintas comunidades autónomas, están siendo sustituidas por otras del mismo nivel de protección y con todos los permisos en regla”, apuntan en la Consejería de Sanidad. Esta autonomía cree que ha podido frenar a tiempo el reparto de mascarillas fake, señala el mundo.

La partida bloqueada se compone, cuando menos, de decenas de miles de mascarillas. Sólo Castilla-La Mancha recibió 82.000, de las que distribuyó 26.000 y tenía 56.000 en el almacen. “Y ya se han retirado y reemplazado”, agregan las fuentes del Gobierno de Emiliano García-Page.

La Región de Murcia habría recibido 8.000 mascarillas de este tipo. “Ahora habrá que hacer muchas más” pruebas de coronavirus entre los profesionales sanitarios, lamentan, ante el agujero de seguridad que se ha generado, apuntan fuentes del Gobierno de Fernando López Miras.

“Estas mascarillas las envió el Ministerio el día 13 y ayer notificaron que fueran retiradas. Ayer mismo se comunicó a nuestros hospitales para que fueran retiradas de inmediato. Cada hospital está verificando si se habían usado, y cómo actuar con seguridad laboral, para verificar si ha habido algún contagio”, alertan.

Andalucía también ha procedido a ordenar la retirada inmediata de las mascarillas. Fuentes de la Junta de Andalucía lo califican de “escándalo”. Las autonomías consultadas se quejan, además, de que Sanidad no especifica qué parte del material que les hace llegar proviene de donaciones y cuál de compras directas del mando único.

El Ministerio de Sanidad ha ordenado la retirada inmediata de ese modelo de mascarillas, las Garry Galaxy de envase verde, que el Sescam entregó a sus profesionales, entre ellos al personal de Urgencias, hace nueve días. La conclusión del informe técnico es claro: «no cumple», informa por otra parte el diariosanitario.com. Si bien la Administración pensaba que protegía a su personal con mascarillas de alto nivel, FFP2, cuando por fin las ha conseguido lo ha expuesto al contagio del coronavirus durante más de una semana.