Un hospital para luchar contra el COVID-19

El nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal es la respuesta del Gobierno regional de Madrid para luchar contra el COVID-19. Construiido en solo tres meses y con un coste de 100 millones, es una instalación sanitaria innovadora que ofrecerá servicio no solo a los madrileños, sino a todos los españoles.

“Seremos de las primeras capitales del mundo que tiene un hospital y el aeropuerto juntos. Yo lo que quiero es que sea un hospital para el mundo, especialmente en un momento como este en el que si hay una autonomía que tiene colapso tendrá este hospital a su disposición”, ha aseverado la dirigente madrileña.

El hospital, ha asegurado Díaz Ayuso, “tiene la mejor tecnología y ha aprendido a combatir los virus”, además de que ha sido construido en tan solo tres meses” gracias a esa colaboración “público privada”. “Montarán manifestaciones contra el hospital, como llevo meses aguantando campañas contra el propio hospital, un hospital público para todos los ciudadanos que ya está con las mismas campañas como ocurrió con el hospital de Ifema en la primera ola”, ha lamentado la dirigente madrileña.

Tal y como han asegurado desde el departamento encabezado por Enrique Ruiz Escudero, el nuevo Hospital comenzará a recibir pacientes Covid “en breve” de otros hospitales en el pabellón número 2, que contará con 240 camas de hospitalización y 48 puestos de UCI.

Al mismo tiempo que se abre este pabellón se constituirán las cuatro unidades multidisciplinares de las que dispondrá el centro: hospitalización convencional, cuidados intermedios, cuidados intensivos y apoyo y servicios centrales que incluye radiodiagnóstico, laboratorio, prevención de riesgos laborales, psicología clínica, farmacia, atención al paciente, servicios generales, trabajo social, fisioterapia, así como cualquier otra que se estime necesaria una vez iniciada la puesta en marcha esta nueva dotación asistencial.

 

669 SANITARIOS

Para la totalidad de unidades del pabellón 2 se necesitan 669 profesionales sanitarios, distribuidos en 103 facultativos, 247 enfermeras, 8 fisioterapeutas, 6 trabajadores sociales, 1 técnico de prevención de riesgos laborales, 39 Técnicos de radiodiagnóstico, 6 técnicos de laboratorio, 179 auxiliares de enfermería, 7 auxiliares de farmacia, 60 celadores, 8 auxiliares administrativos de admisión y atención al paciente, y 5 auxiliares administrativos de atención al trabajador y gestión.

Hasta ahora se han recibido 111 solicitudes de profesionales que cumplen con los requisitos requeridos y quieren ser trasladados al Isabel Zendal, mientras que el resto de los perfiles serán completados con los contratos Covid. La incorporación de los profesionales se realizará de forma progresiva en función de las necesidades asistenciales que se precise atender en cada momento.

 

100 MILLONES DE EUROS

La construcción de este hospital tendrá un coste final que rondará los 100 millones de euros, el doble de la cantidad inicialmente estimada por la introducción de una serie de mejoras inicialmente no previstas, tal y como han destacado desde el Gobierno regional.

Entre otras cosas, se ha aumentado la superficie construida de los 56.000 m2 en el anteproyecto hasta los 80.000 y se ha incrementado en 2.000 m2 el edificio de usos múltiples sanitarios por la incorporación del Centro de Coordinación del SUMMA112 y el Laboratorio Regional de Salud Pública, cuya complejidad es mayor que la zona administrativa inicialmente prevista.

También ha incrementado el coste la integración del Instituto de Medicina Legal (IML), así como el aumento de la altura del Centro Logístico Sanitario para su robotización posterior.

Entre las mejoras se incluye el refuerzo de las circulaciones diferenciadas de limpio/sucio y de la instalación de climatización y ventilación para los tres pabellones de hospitalización disponibles, así como mayores dotaciones de telecomunicaciones o de protección contra-incendios.

El Hospital Enfermera Isabel Zendal se ha construido en sólo 3 meses y 10 días. En julio se realizó el movimiento de tierras, en agosto se ejecutó la compleja cimentación necesaria, en septiembre se levantaron las estructuras y en octubre concluyeron los trabajos de edificación.

Para la construcción han hecho falta 5,3 millones de kilos de acero, 16,1 kilómetros de pilotes que forman parte de su cimentación (más de 1.000 pilotes) y se han movido 100.000 metros cúbicos de tierras.

 

635 EMPRESAS Y 1.350 TRABAJADORES

Han participado 635 empresas y 1.350 trabajadores simultáneamente, organizados en tres turnos de trabajo que han cubierto las 24 horas y los siete días de la semana.

El expediente de este Hospital, que se ha tramitado por procedimiento de emergencia, ha contado con una gran concurrencia. Se han invitado a 49 empresas, de las cuales 44 han mostrado su disponibilidad. Finalmente, 37 de ellas han presentado una oferta, de las cuales 30 lo han hecho en plazo.

Para la evaluación de las ofertas presentadas, se creó una Comisión Técnica de Valoración formada exclusivamente por funcionarios del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) con titulación de arquitectos e ingenieros superiores, que emitieron un informe técnico para la propuesta de adjudicación que se realizó a 14 empresas.

Se trata de cuatro estudios de arquitectura, dos empresas de ingeniería, una de ellas especializada en prevención, seguridad y salud laboral; una empresa especializada en estudios de suelo, una empresa encargada de la urbanización y seis constructoras que han ejecutado la edificación de las distintas áreas del Hospital.

Cuando se encuentre a pleno funcionamiento, contará con 1.008 camas organizadas modularmente en torno a controles de Enfermería y 48 camas para UCIs –16 de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios–. Es decir, 1.056 camas.

 

LASQUETTY: “ES UNA GRAN NOTICIA”

Por su lado, el consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha indicado que el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal tendrá “los mismos buenos resultados” que el hospital provisional de Ifema.

“Es una gran noticia. Es un hospital preparado para cualquier emergencia que se produzca, como accidentes masivos, como cuando cayó el avión de Barajas o simplemente también para bajar curva de la gripe estacional en otros hospitales en las urgencias”, ha trasladado Lasquetty en una entrevista con ‘Interconomía Radio’.

En este hospital, los pacientes van a ser tratados, según Lasquetty, “en condiciones inmejorables” y ayudará a despejar el conjunto del sistema sanitario.

“El hospital es una reproducción de lo que tuvimos en Ifema en marzo, abril y mayo y creemos que vamos a tener esos mismos buenos resultados. Ifema tuvo una tasa de mortalidad más baja y de recuperación más alta y estamos seguros de que, inmediatamente, llegarán pacientes y en los demás hospitales se seguirá atendiendo”, ha concluido.